SEX EDUCATION-III

La diversidad como ejemplo para la educación sexual.

Corrían los últimos días del pasado año cuando comentaba en este blog lo interesante e instructivas que me resultaron las dos primeras temporadas de SEX EDUCATION y aunque se hizo esperar, NETFLIX por fin estrenó ayer la tercera temporada.

Como comentaba entonces, se trata de una obra coral, bien interpretada y dirigida sobre un guion que aborda sin tapujos y con el máximo respeto cualquier aspecto de la vida sexual, desde la homosexualidad hasta la pansexualidad pasando por la bisexualidad, el travestismo, la masturbación femenina, dificultades sexuales como el vaginismo, la salud mental, el abandono parental, las adicciones, etc. y lo hace creando tramas y relaciones de amistad en unos casos y de pasión amorosa en otros que ayudan a mantener el interés hasta el final..

Pues bien, la tercera temporada es más de lo mismo y salvo por la incorporación de una par de ellos, los personajes son también los mismos. Está claro que la multinacional de pago por visión ha querido hacer caja aprovechando el éxito obtenido pero con poco recorrido y a mi juicio, con pocas posibilidades de continuar y convertirse en una serie de culto. En definitiva 8 capítulos más de casi una hora de duración, con alguna dosis más de romanticismo que harán felices a sus incondicionales, pero que no aportan mucho más.

Recordamos que cuenta con una puntuación de 7,3 en Filmaffinity y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Como el inseguro Otis (Asa Butterfield) tiene respuesta para cualquier duda sobre sexo gracias a que su madre (Gillian Anderson) es sexóloga, una compañera le anima a abrir una «consultoría sexual» en el instituto.

TRAILER OFICIAL de la 3ª temporada

La directora

Demasiada enjundia para tan poco guion

Última miniserie estadounidense producida por la factoría NETFLIX cuyo título original es The chair y que llegó el pasado 20 de agosto a la plataforma. Se compone de 6 episodios de 30 minutos cada uno. Se trata por lo tanto de una dramedia ligera, de fácil digestión en la cual, lo más flojo desde mi punto de vista es el guion.

Narra las peripecias de la primera mujer contratada para hacerse cargo del departamento de inglés, en un momento en que su situación es delicada por falta de alumnos, dentro de una muy prestigiosa universidad de EE. UU. Cuenta con cuarenta y tantos años, es soltera y tiene una inteligente y difícil niña adoptada y para mí es también el mayor activo de la serie. Un personaje de su tiempo, bien formada, comprometida socialmente y defensora de los derechos de la mujer que se ve obligada a lidiar con un entorno complicado por la edad y por el conservadurismo y corporativismo de la clase académica. La actriz que lo interpreta de manera excelente es la canadiense nacida en Ottawa, Sandra Oh, que dio vida a la policía en la inmejorable serie KILLING EVE que también comentamos en este mismo espacio en su día.

Los responsables son los mismos que crearon Juego de Tronos y el encargado de dirigir los episodios Daniel Gray Longino que hizo un buen trabajo que sin embargo sabe a muy poco porque tratándose de una obra coral, con muchos personajes de diferentes matices el desarrollo es tan pobre que se queda en nada.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,2 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Miniserie de TV (2021). 6 episodios. Serie cuyas tramas se centran en el Departamento de Inglés de una prestigiosa universidad. ‘The Chair’ es el primer trabajo que David Benioff y D.B. Weis (GoT) desarrollan para Netflix, plataforma con la que sellaron un contrato millonario en el verano de 2019.

BANDA SONORA DE LA SERIE
TRAILER OFICIAL

El sabor de las margaritas (T-2)

Nunca segundas partes fueron buenas

El pasado 21 de abril llegó a NETFLIX, después de haber pasado por la televisión gallega la segunda temporada de esta mini serie de ficción. Otros seis episodios de 70 minutos y una trama continuista aunque en territorio urbano con lo que el entorno rural tan agradable de la primera se deja a un lado en detrimento de unos paisajes que no nos dicen nada si bien, la fotografía ha mejorado algo. Los autores del guion son los mismos, pero no así el director pues Miguel Conde ha cedido el testigo en esta ocasión a Álex Sampayo.

Me animé a ver la segunda temporada por el buen sabor que me dejó la primera, si bien y lamentablemente en esta ocasión se hace realidad el viejo dicho castellano de que «nunca segundas partes fueron buenas» y con un guion que deja mucho que desear y una puesta en escena que hace aguas por todos los costados más una interpretación protagonista que resulta insulsa, pobre e inexpresiva, se puede decir que no provoca emoción alguna.

TRAILER OFICIAL

Lost in Translation

El silencio y la fotografía como forma de expresión.

Estrenada en 2003 «Lost in translation (Perdido en la traducción)» es una dramedia escrita y dirigida por  Sofia Coppola y protagonizada por Bill Murray y Scarlett Johansson, que le valió un Óscar a la directora al mejor guion original y otras tres nominaciones y que forma parte de una de las pequeñas maravillas que podemos encontrar en NETFLIX o en PRIME VIDEO

Desde el punto de vista técnico la hija de Francis Ford Coppola optó por utilizar para filmar una cámara de 35 mm y no hizo uso de luz extra ni siquiera para las tomas nocturnas en exteriores. Así planos maravillosos de la ciudad de Tokio logran transmitir con la ayuda de las sombras, la soledad en la que por distintas circunstancias se hallan sumidos los dos principales personajes que encuentran en ambos actores Bill Murray que fue nominado a la Academia por este trabajo, y Scarlett uno de sus más excelentes trabajos.

La película con una sobriedad, una sencillez y una interpretación que cautiva nos habla de muchas cosas, la soledad, incluso aquella que impone las diferencias culturales y de idioma, pero también la derivada de la monotonía y el paso inexorable de los días, y del consuelo, la amistad, la esperanza, el enamoramiento más que el amor y el desamor. Cócteles suficientes para recomendar una película que me ha enamorado.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 7,1 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Bob Harris, un actor norteamericano en decadencia, acepta una oferta para hacer un anuncio de whisky japonés en Tokio. Está atravesando una aguda crisis y pasa gran parte del tiempo libre en el bar del hotel. Y, precisamente allí, conoce a Charlotte, una joven casada con un fotógrafo que ha ido a Tokio a hacer un reportaje; pero mientras él trabaja, su mujer se aburre mortalmente. Además del aturdimiento que les producen las imágenes y los sonidos de la inmensa ciudad, Bob y Charlotte comparten también el vacío de sus vidas. Poco a poco se hacen amigos y, a medida que exploran la ciudad juntos, empiezan a preguntarse si su amistad podría transformarse en algo más. 

BANDA SONORA DE LA PELÍCULA
TRAILER OFICIAL

Somos

Anatomía de una masacre

Miniserie mexicana creada por James Schamus y co-escrita junto a Monika Revilla Fernanda Melchor para NETFLIX, compuesta por 6 episodios que rondan los 50 minutos cada uno. Se trata de un drama con el trasfondo del narcotráfico.

Se estrenó el pasado 30 de junio y aparentemente se trata de una serie más dedicada al narcotráfico, pero hay algo que la diferencia considerablemente porque las series que se nos acostumbran a ofrecer como Narcos que se centra en la vida de Pablo Escobar ensanchando su figura, u otras como Narcos Mexico, que se centran en el poder del Cártel de Guadalajara creando en cierta clase social el deseo de pertenencia a ese tipo de organización a las que todos temen; Somos sin embargo, es una serie que da voz a la gente de la calle, aquella que intenta salir adelante a pesar de todas las adversidades y que sufre también todas las consecuencias.

Aunque está contada en clave de relato semi documental, se trata de una ficción con personajes creados a partir de testimonios de testigos presenciales de la Masacre de Allende, acontecimiento que tuvo lugar en 2011, sobre el que no hubo repercusión pública hasta tiempo más tarde y principalmente debido al artículo publicado en 2017 por Ginger Thompson ganadora de un Pulitzer. Fue perpetrado por el Cártel Zeta sobre los habitantes de Allende una ciudad que pertenece al Estado mexicano de Coahuila próximo a la frontera con EE. UU.

Se puede observar que el casting está formado por actores profesionales y no profesionales lo que le dota al filme de una mayor autenticidad y acerca al espectador al sentimiento y sufrimiento de gente que se ve involucrada en este tipo de organización sin que esa sea su intención. Dentro de las escenas cotidianas se observa un triángulo afectivo entre dos chicos y una chica que indica el grado de dificultades que esos entornos rurales empobrecidos representa para ellos, carentes de oportunidades o posibilidades de acción y condenados en su mayor parte a cruzar Río Bravo camino del país del norte como única salida a pesar de poner en riesgo su vida.

Se trata por lo tanto de una «anti-narcoserie» más bien. Una serie coral protagonizada por esos extras que pueblan las otras series de narcotráfico, las convencionales y es por eso que resulta tan interesante.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,4 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

La vida de los habitantes del pueblo de Allende, Coahuila, queda a merced de un poderoso cartel, y la tragedia no tarda en llegar. Inspirada en hechos reales a partir del reportaje “Anatomía de una masacre: Cómo EEUU desencadenó una masacre en México», de la periodista Ginger Thompson.

BANDA SONORA DE LA PELÍCULA
TRAILER OFICIAL

El caso Wanninkhof-Carabantes

Incompetencia y lesbofobia al servicio de una injusticia.

Producido por Brutal media y dirigido por Tània Balló Colell se estrenó hoy en NETFLIX un caso que en su día me produjo un enorme y especial desasosiego. Aún recuerdo con estupor como si fuera hoy, escuchar en los informativos mientras comía con mi pareja, que un jurado popular había considerado culpable de asesinato a Dolores Vázquez sin creérmelo. Se trataba del caso Wanninkhof-Carabantes y a pesar de que era cabecera o contenido de todos los programas televisivos, ninguno de los dos llegamos a pensar que en nuestro país se pudiera condenar por asesinato a una persona sin prueba alguna y sin embargo estaba ocurriendo ante nuestros ojos.

El asesinado de una adolescente cuyo cadáver tardó en encontrarse un mes y el hecho de que apenas un año antes había tenido lugar el crimen de las Niñas de Alcaser, unido a la proliferación en televisión de programas que lejos de informar o educar solo buscan sensacionalismo para alcanzar audiencia que les permita aumentar la facturación de publicidad, había conseguido que el caso se sobredimensionara de tal manera que para cuando se puso ante un juez a Dolores Vazquez, compañera sentimental de la madre en el pasado, por leves indicios que en ningún caso se podían considerar pruebas, una España “fuenteovejunera” ya la había condenado por lesbiana, por seria, por mantener el tipo con la cabeza alta, por mujer y por ese afán de venganza que caracteriza a este inculto pueblo.

Recuerdo que en aquel momento renegaba contra el jurado popular, pensando que si hubieran intervenido solo profesionales de la judicatura, nunca se hubiera dado aquel veredicto, aunque visto con perspectiva ahora no estoy tan seguro. En el documental que recomiendo, queda claro que para darse aquel triste desenlace ocurrieron muchas otras cosas, empezando por una torpeza en las investigaciones que clama al cielo, una dejadez profesional y unas prisas en resolverlo más políticas que de otro tipo que dan miedo.

Estamos acostumbrados por las películas a creer que la policía triangula, busca en expedientes adecuadamente ordenados, indicios, archivos, sospechosos por su pasado delictivo, etc., pero en este caso solo se tuvieron en cuenta prejuicios y fobias hacia conductas sexuales o sociales que no se ajustaban a la tradición como el lesbianismo, llegando a considerar negativo que una mujer practique un deporte de contacto. Además el auténtico asesino Tony Alexander King que hoy se pudre en una cárcel española en régimen de semi-aislamiento, vivía en la Costa del Sol y la policía española había sido informada de su tremendo pasado delictivo, pero ni lo tuvieron presente, ni se consideró la posibilidad de que pudiera haber tenido algo que ver.

Dolores Vázquez que ha vuelto a su Galicia natal, se queja de que nadie la pidió perdón y yo me quejo de que carezcamos de una justicia de calidad, efectiva, rápida y eficiente.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,7 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

En 1999, la joven de 19 años Rocío Wanninkhof es asesinada. Dolores Vázquez, ex pareja de su madre, ingresa en prisión sin pruebas sólidas que demuestren su culpabilidad. Influenciada por una fuerte campaña discriminatoria, la opinión pública española quiere encontrar un culpable. Cuando en 2003 aparece el cuerpo sin vida de otra adolescente, Sonia Carabantes, la policía atrapa al verdadero asesino, pero para entonces la sociedad ya ha pasado página. Una apuesta fílmica que cubre las múltiples perspectivas del caso: judicial, política, mediática y de género.

TRAILER OFICIAL

Día de lluvia en Nueva York

No aporta nada excepto una buena fotografía

Su título original es A Rainy Day in New York, escrita y dirigida por Woody Allen, fue estrenada en 2019, hoy está visible en NETFLIX y hace la número 50 entre sus creaciones. Está protagonizada en sus principales papeles por Timothée Chalamet y  Elle Fanning.

Considerando a priori mi rechazo hacia la comedia romántica salvo raras excepciones como las que me ofrecía este excelente director antes de que cayera en el anacronismo en el que lo veo instalado desde hace ya tiempo, e intentando ser lo más objetivo posible, comenzaré por afirmar que el personaje al que da vida Timothée Chalamet se me antoja una réplica del propio director en anteriores filmes y las situaciones creadas, tan forzadas como poco creíbles, un sucedáneo de aquellas otras legendarias que en su cine nos sorprendieron, pero que hoy están tan fuera de tono que me producen rechazo.

Todos los manejos y nostalgias del protagonista masculino podrían quedar bien en Allen o en alguien maduro, pero no son propias en absoluto de un joven de su edad y esa manía de colocar a la mujer en un papel de tonta a las tres o inteligente empeñada en disimularlo tampoco tiene un pase hoy. Y si la situación se salva a duras penas es por el trabajo de la actriz protagonista (Elle Fanning) que lo hace bastante bien aunque no salva el resultado final.

Por otra parte, escenas tan absurdas como los encuentros en el museo con los parientes o la confesión de su madre acerca de su pasado ejerciendo la prostitución, después de acusarlo de haberse hecho acompañar por una puta para acudir a una fiesta familiar, tampoco se a quien puede hacer gracia pero desde luego no a mi. En definitiva, me aburrí como una ostra viendo pulular a unos jóvenes tan fuera de la realidad, que ni siquiera miraron el teléfono ni se pasaron un WhatsApp en toda la película y es que creo que solo se salva la buena fotografía poniendo su ojo en el Nueva York más atractivo.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,4 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

(Timothée Chalamet) y Ashleigh (Elle Fanning) son una joven pareja enamorada de universitarios que se dispone a pasar un fin de semana en la ciudad de Nueva York. Ella va a entrevistar al reconocido cineasta Roland Pollard (Liev Schreiber), que pasa por un momento de crisis creativa, y durante su azarosa aventura conocerá al cautivador actor Francisco Vega (Diego Luna). Por su parte, Gatsby también conocerá a una joven, Chan (Selena Gómez), que le ayudará a poner en orden sus sentimientos. El lluvioso fin de semana estará plagado de encuentros, desencuentros y equívocos. 

BANDA SONORA DE LA PELÍCULA
TRAILER ORFICIAL