¿Morirá el amor romántico?

¿Cómo será el sexo en el futuro?

La Caña Brothers que también produjo «Zubiak«, comentada en este blog, ¿Donde estabas entonces? o «Cuando ya no esté» por indicar algunos, ha producido también, en este caso para Movistar+, el documental del que hoy hablamos compuesto por dos episodios de 50 minutos cada uno y que ha dirigido Iñaki Gabilondo.

No hay una sola historia de amor real que tenga final feliz. 
Si es amor, no tendrá final. 
Y si lo tiene, no será feliz. (Joaquín Sabina)

Es previsible que Oscar Wilde autor de la frase con la que comienza el documental: «Todo en la vida trata de sexo menos el sexo. El sexo es poder«, leyera a Hegel quien afirmara que cualquier aproximación al «otro«, es una confrontación entre el poder de dos autoconciencias que quieren hacerse hegemónica la una sobre la otra, hacerse desear por la otra.

SINOPSIS: Iñaki Gabilondo reflexiona sobre las relaciones afectivas y sexuales del siglo XXI a través de entrevistas y conversaciones en las que se abordan temas como la identidad sexual y de género, la innovación tecnológica aplicada a las relaciones sexuales a distancia, los nuevos modelos de familia, el «consumo rápido» de personas, la anarquía relacional, la marginación de las identidades de género «diferentes», el enamoramiento, la soledad, los algoritmos de las aplicaciones románticas, etc. Con la participación de expertos en la materia y a través del diálogo y el análisis de datos, Iñaki Gabilondo intentará responder a la pregunta: ¿morirá el amor romántico?

Para responder a la pregunta ¿Cómo será el sexo en el futuro? Iñaki recurre a la ayuda de distintos profesionales tanto presencialmente como en la distancia a través de internet.

Con Bryony Col experta en Sexotecnología habla desde Australia de la importancia que tendrá para el sexo en el fututo la tecnología en especial los hologramas y las diferentes formas de comunicación.

Victor Madrigal-Borloz fue designado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas experto independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género por un período de tres años a partir del 1 de enero de 2018. Nos habla de su deseo de aplicar el concepto «Género diverso» en sustitución de LGTB porque al fin y al cabo son siglas de unos géneros determinados, pero en la humanidad hay muchos otros como las personas trans o las mujeres Muxe de México y no es cosa de seguir añadiendo siglas, sino aplicar un concepto que de alguna manera lo englobe todo.

Helen Fisher, profesora de antropología y biología e investigadora del comportamiento humano, es una de las personas con mayor reconocimiento en el estudio de la biología del amor y la atracción. Y nos habla de su libro «Why we love (Por qué amamos)» en el que, producto de sus más recientes investigaciones sobre la química cerebral y el amor romántico, propone la teoría de que la humanidad ha desarrollado tres sistemas cerebrales principales para el apareamiento y la reproducción.

Adriana Royo (Terapeuta sexual), habla de su preocupación por la soledad a la que nos arrastra la tecnología favorecedora de las relaciones afectivas, creando depredadores de ambos sexos que sienten la necesidad de anclarse en el top de las conquistas, pero se siguen sintiendo vacíos por más conquistas o ligues que sumen a su colección personal.

También intervino desde Israel Evo Illouz, socióloga y antropóloga de la Universidad Hebrea de Jerusalén y una de las mayores expertas en el amor contemporáneo. Y a pesar de no ser la intervención que me pareciera más interesante, habló de la mercantilización del sexo y la influencia del capitalismo en sus distintas manifestaciones, como por ejemplo favoreciendo la belleza y corrompiendo las relaciones amorosas.

Según Jordi Roca i Girona, antropólogo de la Universitat Rovira i Virgili, se puede decir que el amor romántico surge como evolución del amor por intereses familiares previo y nace casi muerto porque lo hace paralelo al cambio social de rural agrario al productivo, pero sin liberarse del corsé anterior y por lo tanto sin contemplar las otras muchas realidades que luego se han seguido dando e imponiendo como las relaciones interraciales, abiertas o el poli amor.

Noreena Hertz, economista inglesa y autora del libro «El siglo solitario» es consultada en último lugar para hablar sobre la soledad emergente y en como dar respuesta a un problema de desconexión social de la sociedad más conectada hasta ahora.

Ha sido su intervención la más interesante desde mi punto de vista por referirse a una situación elegida, porque la soledad es una situación elegida que sin embargo aumenta de manera preocupante los índices de deterioro en la salud como la depresión o la tensión arterial, con consecuencias incluso en la cadena productiva.

En definitiva, un documental sumamente interesante y que recomiendo a todo público y de todas las edades, especialmente a aquellos que muestren algún interés por el debate sobre el futuro de nuestras relaciones afectivas.

A modo de ejemplo

Mis experiencias sexuales con Dick

No puedes amar a no ser que estés dispuesto a destruirte a ti mismo.

También titulada «I Love Dick», nos referimos a una miniserie compuesta por 8 episodios de aproximadamente 30 minutos cada uno que podemos ver en Prime Video. El guion ha sido escrito por Sarah Gubbins y Joey Soloway que además ha dirigido la serie basándose en la novela homónima de la escritora norteamericana Chris Kraus de 1997, que fue catalogada inicialmente dentro del género de autoficción, llegando a ser aceptado así por parte de la crítica no sin cierta controversia, aunque recientemente su autora afirmara que «La autoficción no existe».

La acción tiene lugar en un centro de arte ubicado en Marfa una pequeña y singular ciudad del estado de Texas. Y los actores protagonistas son Kevin Bacon, Kathryn Hahn, Griffin Dunne, entre otros, que a mi juicio llevan a cavo un trabajo excelente.

Hay quien ha querido calificar como feminista tanto la novela como el proyecto de adaptación al medio audiovisual, pero yo estoy más de acuerdo con la opinión que Juan F. Plaza aborda en su blog sobre su carga sexista. Opino no obstante que queda bastante patente el hecho de estar escrito y dirigido desde un punto de vista femenino que no es lo mismo.

Una mujer a caballo de los cuarenta y su marido, ambos sumidos en una sequía sexual y cierto hartazgo intelectual como consecuencia de la frustración al no alcanzar sus propias expectativas, acuden a un seminario que dirige un escultor en la ciudad de Marfa y al que él ha sido becado para una ponencia. Al llegar, quizá porque se había hecho otra idea, se siente un tanto desanimada con lo que ve y porque además, por unas cuestiones de derechos la última película que realizó ha sido rechazada. En ese estado mental conoce a Dick, el anfitrión, un tipo que con atuendo de vaquero pasa ante ella abordo de un caballo. Lo ve como un artista singular que ha logrado el éxito que ella persigue también y piensa que se le niega por el hecho de ser mujer y pronto desata en ella una atracción devastadora, convirtiéndolo en musa (o habría que decir muso) de su inspiración para escribir unas misivas cargadas de erotismo y pasión.

Puede que la serie sea un tanto extraña si lo comparamos con lo que estamos acostumbrados, pero me ha gustado mucho y por lo tanto, la recomiendo encarecidamente.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,6 puntos y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

En Texas, un matrimonio en crisis formado por la directora de cine independiente Chris (Kathryn Hahn) y su marido Sylvere se obsesionan con un carismático profesor de nombre Dick (Bacon). A través de esa obsesión, Chris se embarca en un viaje de auto-descubrimiento. 

SoundTrack de la serie en Spotify:
TRAILER OFFICIAL