Y EN LA DIVINA PASTORA

Parece existir el consenso de que se educa sobre todo por imitación, pues poco importa que instruyas a tu hijo sobre lo que está bien o mal si, independientemente del discurso, te ve hacer a ti las cosas mal porque eso que haces mal es lo que está bien, te pongas como te pongas. Continuar leyendo «Y EN LA DIVINA PASTORA»

HOY MÁS QUE NUNCA CON ELLAS

Mis sentimientos siempre han estado del lado de las mujeres, desde muy pequeño me he sentido identificado con ellas. Me tocó vivir en una España machista y segregacionista en la que los chicos y las chicas estudiábamos por separado pero el maestro no me admitió en su manada porque siendo paralítico, suponía que le iba a dar mucha guerra recogiendo los lápices que me cayeran al suelo. Mi madre, la primera y más valiente luchadora que he conocido, consiguió que la maestra me admitiera entre las chicas, de algún modo debido a que no podía andar y eso me convertía en subnormal, como me presentaban los papeles fraquistas ante el resto de los ciudadanos. Pero eso, que podía haber supuesto un revés más en mi vida, contribuyó a que, desde aquellos primeros momentos aprendiera a amar a las mujeres; en aquel colegio, rodeado de niñas que eran mis hermanas, mis novias, mis cuidadoras mis amadas amigas aprendí un poco a pensar y sentir como ellas y por eso, siempre han sido tan importante en mi vida y han ocupado un espacio tan grande en mi corazón. Continuar leyendo «HOY MÁS QUE NUNCA CON ELLAS»

TIENE OJOS CAFÉ Y UN PERRO RUBIO

Tiene ojos café que aún transmiten serenidad y equilibrio, en el suelo a su lado una especie de mochila con enseres, con su mano derecha sostiene un bocadillo del que da cuenta a ratos, acaso esperando que dure lo más posible y con la izquierda sujeta la correa que lo conecta al collar de un perro rubio y guapo que, sentado a su izquierda no parece encontrarse desnutrido todavía. Es moreno, no muy alto, de no mucho más de treinta años, y atractivo y se encuentra en una de las calles más comerciales del norte de España, la calle Uría de Oviedo a la espera de la limosna de los transeúntes que en agitado paso transitan gastando su dinero en los singulares y caros comercios de la zona durante una navidad más. Continuar leyendo «TIENE OJOS CAFÉ Y UN PERRO RUBIO»