FRAGILIDAD

estado alarma

Hoy lunes 6 de abril de 2020, iniciamos una nueva semana de confinamiento en el momento que Sánchez anuncia «sucesivos estados de alarma» e intenta otros Pactos de la Moncloa, al mismo tiempo que las críticas sobre su gestión por parte de la derecha y su prensa afín se vuelven más agresivas y mientras que, por otra parte, las cifras nos dicen que se puede acercar el aplanamiento de la curva lo que equivale a decir que las medidas pueden estar comenzando a dar sus frutos.

Tomando distancia para tratar de entender lo que nos está ocurriendo y a sabiendas de que nuestra capacidad de resiliencia parece infinita, estimo que durante décadas, el hombre de este primer mundo civilizado en el que obviamente me incluyo, se ha sentido más y más poderoso, prepotente, vanidoso, despótico, despreciativo, invulnerable, en definitiva casi invencible pero esta pandemia ha dado un tremendo golpe sobre la mesa para decirnos, «no jodas» ser imbécil y presuntuoso, eres, un animal lábil al que un diminuto organismo tan pequeño que es incapaz de replicarse a sí mismo sin parasitar una célula de tu mucosa respiratoria, te ha puesto no solo contra la pared a ti, sino que está haciendo tambalearse toda la estructura económica y social que para tu gloria habías construido, obligando a que te preguntes para qué coño te esforzaste en crear una zona de confort tras la que parapetarte, rodeándote de armas y tecnología si luego eres incapaz de predecir, prevenir o defenderte ante la simple proliferación de un ente tan insignificante que a duras penas se le puede considerar un ser.

Aunque presidentes necios de grandes naciones como Trump que se refiere a si mismo como un presidente para la guerra, goce del punto más álgido de popularidad a pesar de las barbaridades a que nos tiene acostumbrados a algunos, es evidente que un sentimiento de fragilidad se adueñará de la tierra en los tiempos que vienen y aunque su alcance dudo que pueda suponer grandes beneficios en lo que a sociabilidad y justicia se refiere, me apoyo para decir esto en la circunstancia de que el virus ha entrado en África donde puede hacer estragos, mutar y volverse hacia nosotros para poner de nuevo todo patas arriba cuando más confiados volvamos a estar y ese temor subyace no solo en mí, sino que lo intuyen la mayoría de los ciudadanos en mayor o menor medida.

Como ejemplo de que nada volverá a ser igual, la noticia que se vio en la prensa estos días sobre las más de 17000 bodas que se han pospuesto en nuestro país, muchas de las cuales ya no se celebrarán, sobre manera porque dificultades económicas nos acosarán y desviarán nuestros esfuerzos en otra dirección. O también la exhibición demoníaca de tanto antisocial que gasta energía e inteligencia creando confusión.

CONTINUAMOS nuestro confinamiento con serenidad…

La semana pasada publiqué otro cuento, es uno de los primeros que escribí hace de ello muchos años. Se titula EL CERRADOR y espero os guste.

INCERTIDUMBRE

Dr. Fernando Simón

Desde que me propuse reflejar en este blog mi estado de ánimo consecuencia del confinamiento, he pasado del asombro inicial a la incertidumbre superando un estadio de pesimismo.

Incertidumbre enmarcada hoy en la no comparecencia de D. Fernando Simón ya que no será él quien dé la rueda de prensa a que nos tiene acostumbrados por haber dado positivo pasando a engrosar el número de contagiados por el COVID-19 que alcanza ya los 85.195 y que junto a los 7340 fallecidos y 16780 curados, arroja la imagen actual que nos deja la última infección por coronavirus que estamos sufriendo.

Pero incertidumbre también por la actitud de los que mandan porque uno se pregunta: si se sabía que podíamos llegar a paralizar el país, por qué hemos perdido otros 15 días. China lo hizo pero ellos tienen toda una legión de funcionarios que se encargaron de controlar, facilitar comida y necesidades esenciales a sus ciudadanos además de una economía que llevaba creciendo desde hacía una década, pero ese no es nuestro caso.

E incertidumbre sobre todo porque la parálisis empresarial general va a suponer un golpe muy fuerte para las empresas y por ende el personal que en ellas trabaja, cuyo mercado no es el consumo interno. La competencia exterior se hará cargo de inmediato de los contratos que nosotros no podamos cumplir y volver a recobrar el pulso se me antoja casi imposible.

Otro dato preocupante es el estado del frente de batalla porque Asturias no tiene aún los hospitales de referencia colapsados pero saber ¿Cuanto pueden aguantar las UCI en cada comunidad? crea entre los profesionales gran incertidumbre.

Y por último incertidumbre ante el efecto que provoque en la gente los bulos, la multi información, a veces sesgada, en otras ocasiones interesada pero siempre oportunista.

Doctor en física desmonta un vídeo viral de científico norteamericano.

Ayer publiqué un nuevo cuento en este blog. Entiendo los paisajes no tanto por sus árboles, ríos o montañas sino más bien por la gente que los habita, así, PATROL es uno de los últimos cuentos que recuerdo haber escrito, hará tres o cuatro años y trata sobre el paisanaje de la España vaciada.

PESIMISMO

Residencia ancianos Madrid

Mañana se cumplen los primeros quince días de confinamiento exigidos por el gobierno a través del Real decreto por el que se declaró el estado de alarma nacional para controlar la expansión del COVID-19 cuya vigencia fue ayer prolongada por otros quince días más en sesión parlamentaria aunque personalmente considero serán algunas quincenas más las que tendremos que permanecer confinados si queremos contener realmente los efectos del coronavirus.

Nietzche decía que «La decisión cristiana de ver el mundo feo y malvado, hizo al mundo feo y malvado» pero yo que me considero más realista que pesimista, veo al mundo como un conjunto heterogéneo de personas que hacen lo que pueden y muchas veces no aciertan aunque su intención sea buena.

Digo esto al mismo tiempo que empiezo a caer en el pesimismo y el pesimismo es una especie de emoción toxica por la que no me quiero dejar llevar. La biblia nos cuenta que Dios hizo al hombre a su semejanza y creer en esto equivale a dejar a Dios en muy mal lugar porque el hombre es un manojo de defectos, de los cuales uno de los más graves es el de no prevenir las catástrofes y así nos va.

Hace solo un mes nos decían que el coranovirus mataba poco y que no había que ser alarmista porque su mayor incidencia recaía sobre personas mayores de 80 años y con patologías previas y claro, con esas premisas, se permitieron manifestaciones, concentraciones, eventos deportivos y viajar a lo grande y lo peor, no se hizo acopio de material para defendernos del bicho.

A día de hoy contabilizamos más de 56.000 contagiados y más de 4000 fallecidos solo en España, mientras nos dicen que Europa aprieta los dientes y se prepara para alargar las cuarentenas “lo que sea necesario

El caso es que ante la falta de previsión surge la compra apresurada por presión y así nos tiramos al mercado de cabeza para adquirir cantidades millonarias de test con el resultado fallido de hacerlo a una empresa china que según las autoridades de aquel país carecía de licencia para hacerlo.

Hay un refrán maldito español que dice “a rio revuelto ganancia de pescadores” y como afirmación de su autenticidad, aparece el capital y el dinero anónimo a pescar en una bolsa rota para acaparar a precios módicos acciones de grandes empresas con lo que a buen seguro finalizada la crisis sanitaria y cuando nos encontremos probablemente sumidos en una crisis económica de dimensiones no previsibles, los ricos serán mucho más ricos y los pobres que hayan conseguido sobrevivir, mucho más pobres.

Por otra parte, mientras la sanidad privada recorta plantilla y cierra centros en plena pandemia, la derecha de este país defensora de la vida, que se opone frontalmente a la legalización de la eutanasia, aplica el asesinato selectivo sobre los mayores indefensos y las personas dependientes.

Espero se entienda ahora por qué me encuentro sumido en este estado pesimista. Y para terminar, comentar que ayer hice público un nuevo cuento titulado “Rufus” lo escribí hace más de diez años y no va de perros aunque al principio lo parezca, espero os guste.

NUEVO LUNES DE CONFINAMIENTO

coronavirus

Continúan incrementándose los contagios que ya superan la cifra de 33000 y un número de fallecidos a consecuencia del coronavirus por encima de los 2100. Con esto comprobamos que en muertes nos encontramos actualmente por encima de las cifras facilitadas por China.

También hemos sabido que el gobierno ha tomado la decisión de llevar al Congreso que lo tiene que aprobar, la prolongación del estado de Alarma Nacional y por lo tanto la extensión del confinamiento por otros quince días más como mínimo.

El virus, a pesar de las vacilaciones mostradas por nuestros dirigentes en algunas ocasiones no distingue entre ideologías, religiones, nacionalidades o edades y son varios los políticos y funcionarios afectados y en cuarentena, la última la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo que ha sido ingresada por una infección respiratoria que probablemente se deba al coronavirus.

Y como no podía ser de otra manera aparece la tremenda picaresca española que ya fue puesta en evidencia anónimamente en el siglo XVI en la célebre novela «La vida de Lazarillo de Tormes» y así Interior alerta de ciberestafas que utilizan como señuelo el coronavirus y La Guardia Civil incauta un buen número de mascarillas, gafas y otros útiles con los que sin duda se pretendía hacer negocio en la red. Y empresarios, como el leonés
Victoriano Alonso, fue pillado con 158 000 barbijos

La competencia política saca a la luz sus garras intentando rentabilizar créditos para cuando esto pase ver que rendimientos ha ganado, utilizando para ello la figura argumental de la falacia del «hombre de paja» evitando utilizar los argumentos de los que carecen sustituyéndolos por el menosprecio del presidente al que se dirigen con el apelativo descalificador de «pedrito», incompetente acaparador de cuotas de pantalla, etc…, en una demostración más de la catadura política de la derecha que a través de la prensa afín no repara en gastos con tal de desgastar al un gobierno que fue elegido democráticamente.

DEPRESIÓN

Se cumple una semana de confinamiento forzoso y aparecen los primeros signos depresivos. Parece que no es suficiente con entretener el paso de las horas y las noticias son de un signo cada vez más alarmante, sigue creciendo exponencialmente el número de infectados y aumentan también los fallecidos.

La Sanidad en Madrid está colapsada y cada vez más voces médicas piden el cierre de la ciudad. Algunas realmente angustiosas como esta de una médico que se desahoga en un audio donde muestra su angustia ante el colapso de la sanidad en aquella comunidad.

En el mismo sentido y pidiendo igualmente que las autoridades cierren Madrid e impidan toda actividad se manifiesta “Spiriman” aunque ese es su nombre de guerra en las redes sociales porque Jesús Candel, que ese es su verdadero nombre, es un doctor granadino sumamente mediático y expedientado por el Colegio de Médicos andaluz para más señas, que a través de su cuenta en Twitter en Facebook y en Youtube, con tono impulsivo y cabreado lanza sus proclamas.

Jesús Candel «Spiriman»

Sabemos que el ejército está montando un gran hospital de campaña en el estacionamiento del HU-CA para el triaje de los pacientes y todo esto carga el cerebro de imágenes catastróficas que acrecientan la sensación de impotencia y te empujan hacia un estado depresivo. Además las noticias como la publicada hoy en El Pais, en el sentido de que las UCI darán prioridad a los enfermos que tengan más esperanzas de vida a medida que se colapse el sistema, pone la guinda en mi estado de angustia.

Ayer publiqué un cuento que escribí hace más de 30 años, lo dí una vuelta antes de hacerlo. Se titula CUADRO SIN NOMBRE y está influenciado por mi trabajo profesional dentro del mundo del diseño en la época en que lo escribí. Pronto publicaré algún otro que espero os guste aunque con que sirva de entretenimiento para alguien me conformo.

PLATAFORMA

LOGO PLATAFORMA

Hoy, tercer martes de mes, debería encontrarme participando en la reunión periódica de la PLATAFORMA COMUNITARIA DE LA CORREDORIA, lo que no está ocurriendo por la excepcional situación que vivimos.

La Plataforma Comunitaria de la Corredoria es una herramienta social que aglutina a una amplia mayoría del movimiento asociativo y recursos del barrio y yo acudo en representación de ASPARVE la Asociación de Participación Vecinal y también de la Asociación Sociocultural La CorredoriaSuena (La Radio del barrio). Antes nos reuníamos los viernes pero este año se consensuó hacerlo los martes, siempre en el Centro Social El Cortijo, un edificio municipal cerrado temporalmente en cumplimiento del decreto de alarma nacional.

Me mantengo sereno y lúcido, intentando asimilar algunas de las noticias que saltan en competencia continua, evitando que me afecten más de lo necesario. Solo comentaré dos que me han perturbado de manera especial.

Una de ellas habla de las características de mutabilidad del virus lo que probablemente complicará encontrar una vacuna eficaz.

Otra nos dice que de continuar creciendo el número de infectados y parece que lo hará, habrá que establecer protocolos de triaje, terrible.

Mi buen amigo y filósofo Angel, en un post reciente comentaba unas palabras que nos hacen meditar : «Lloraré si se ve afectada mi familia o mis amigos. Lamento los daños en cualquier caso. Pero lamento también las muertes y traumas estériles por los excesos de velocidad, el riesgo estúpido de los jóvenes con el alcohol y las drogas, el abandono diario de los “sin techo”, la humillación repetida de las prostitutas y la indignidad sin castigo de los puteros, la desesperación de la gente que sufre soledad no elegida, los padecimientos olvidados a causa de enfermedades en África y América, el miedo de los migrantes, el abandono de los refugiados, el último grito de los ahogados camino de Europa, y mucho más…»

Mi compañera acudió al supermercado a cubrir necesidades de última hora y no encontró aglomeraciones ni desabastecimiento. Continuamos.

NO ERA UNA PESADILLA

Imagen relativa al coronavirus

Este es mi tercer día de confinamiento forzoso a consecuencia del decreto de alarma nacional dictado por el gobierno de España con el objetivo de ralentizar el progresivo incremento de infectados por el coronavirus: COVID-19 y el primero que coincide en día laborable.

Cuando desperté esta mañana y sintonicé la radio, practiqué el ejercicio de intentar aseverar si mis recuerdos obedecían a una pesadilla y hoy todo volvía a su cauce o si por el contrario nos estábamos defendiendo de una pandemia que podría terminar con gran parte de nosotros y lamentablemente así era a juzgar por los informativos de primera hora.

Además de hablar del monográfico COVID-19, estos informativos anunciaban una DANA y ampliaban una noticia de enorme calado que como consecuencia de la presencia de la infección sanitaria ha sido relegada a un segundo lugar en lo que a popularidad se refiere pero que traerá cola después de que ayer supimos que el actual monarca decidió renunciar a la herencia paterna y retirar al rey emérito la asignación estatal que venía percibiendo. No voy a opinar sobre esto, seguro que tendré tiempo y oportunidad de hacerlo, solo lo menciono a efectos de poner en contexto qué día es hoy.

Este es mi cuaderno de bitácora en el que vierto comentarios de opinión generalmente relativos al cine o la literatura pero que a partir de ahora será también testigo y reflejo de mi estado de ánimo durante un encierro que estimo mucho más largo, tedioso y doloroso de lo que nos anuncian. Lo quiero hacer porque mi futuro es incierto, tengo una edad y arrastro secuelas médicas que me sitúan dentro del colectivo especialmente vulnerable por lo que probablemente, lo aquí escrito sea mi único testimonio en caso de ser alcanzado por la epidemia.

Para impedir que la situación me supere voy a intentar por todos los medios ocupar el tiempo hasta sentirme agobiado por el trabajo. Y aunque no fui todavía operado de las cataratas que me impiden leer de manera cómoda ni se cuando lo seré dadas las circunstancias, veré todas las películas y series que tengo pendientes y por supuesto, las comentaré también aquí. Pero además intentaré seguir algunos cursos y vídeos de lengua y de literatura y jugaré a backgammon a través de la red.

Por otra parte me he propuesto, revisar poco a poco e ir publicando varios relatos que tengo escritos. Actualmente a través de la pestaña CUENTOS se puede leer uno infantil titulado RUEDAS que escribí atendiendo a una convocatoria del Ayuntamiento de Oviedo del año 2013 y en esa misma sección iré colgando el resto de los que vaya seleccionando en un intento de que sirvan también de distracción para quien guste de ese tipo de literatura.