SEX EDUCATION-III

La diversidad como ejemplo para la educación sexual.

Corrían los últimos días del pasado año cuando comentaba en este blog lo interesante e instructivas que me resultaron las dos primeras temporadas de SEX EDUCATION y aunque se hizo esperar, NETFLIX por fin estrenó ayer la tercera temporada.

Como comentaba entonces, se trata de una obra coral, bien interpretada y dirigida sobre un guion que aborda sin tapujos y con el máximo respeto cualquier aspecto de la vida sexual, desde la homosexualidad hasta la pansexualidad pasando por la bisexualidad, el travestismo, la masturbación femenina, dificultades sexuales como el vaginismo, la salud mental, el abandono parental, las adicciones, etc. y lo hace creando tramas y relaciones de amistad en unos casos y de pasión amorosa en otros que ayudan a mantener el interés hasta el final..

Pues bien, la tercera temporada es más de lo mismo y salvo por la incorporación de una par de ellos, los personajes son también los mismos. Está claro que la multinacional de pago por visión ha querido hacer caja aprovechando el éxito obtenido pero con poco recorrido y a mi juicio, con pocas posibilidades de continuar y convertirse en una serie de culto. En definitiva 8 capítulos más de casi una hora de duración, con alguna dosis más de romanticismo que harán felices a sus incondicionales, pero que no aportan mucho más.

Recordamos que cuenta con una puntuación de 7,3 en Filmaffinity y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Como el inseguro Otis (Asa Butterfield) tiene respuesta para cualquier duda sobre sexo gracias a que su madre (Gillian Anderson) es sexóloga, una compañera le anima a abrir una «consultoría sexual» en el instituto.

TRAILER OFICIAL de la 3ª temporada

La directora

Demasiada enjundia para tan poco guion

Última miniserie estadounidense producida por la factoría NETFLIX cuyo título original es The chair y que llegó el pasado 20 de agosto a la plataforma. Se compone de 6 episodios de 30 minutos cada uno. Se trata por lo tanto de una dramedia ligera, de fácil digestión en la cual, lo más flojo desde mi punto de vista es el guion.

Narra las peripecias de la primera mujer contratada para hacerse cargo del departamento de inglés, en un momento en que su situación es delicada por falta de alumnos, dentro de una muy prestigiosa universidad de EE. UU. Cuenta con cuarenta y tantos años, es soltera y tiene una inteligente y difícil niña adoptada y para mí es también el mayor activo de la serie. Un personaje de su tiempo, bien formada, comprometida socialmente y defensora de los derechos de la mujer que se ve obligada a lidiar con un entorno complicado por la edad y por el conservadurismo y corporativismo de la clase académica. La actriz que lo interpreta de manera excelente es la canadiense nacida en Ottawa, Sandra Oh, que dio vida a la policía en la inmejorable serie KILLING EVE que también comentamos en este mismo espacio en su día.

Los responsables son los mismos que crearon Juego de Tronos y el encargado de dirigir los episodios Daniel Gray Longino que hizo un buen trabajo que sin embargo sabe a muy poco porque tratándose de una obra coral, con muchos personajes de diferentes matices el desarrollo es tan pobre que se queda en nada.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,2 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Miniserie de TV (2021). 6 episodios. Serie cuyas tramas se centran en el Departamento de Inglés de una prestigiosa universidad. ‘The Chair’ es el primer trabajo que David Benioff y D.B. Weis (GoT) desarrollan para Netflix, plataforma con la que sellaron un contrato millonario en el verano de 2019.

BANDA SONORA DE LA SERIE
TRAILER OFICIAL

Modern Love

Versión plastificada del amor

De dos temporadas de 8 episodios de 30 minutos cada una, se compone la serie desarrollada por el director irlandés  John Carney para PRIME VIDEO que ha titulado (Amor moderno) denominación lo suficientemente ambigua como para no entenderse en el contexto de la serie, que está basada en la columna semanal del mismo nombre publicada por The New York Times.

El amor es algo fundamental para el hombre, capaz según comprobaciones científicas de modificar la conducta del cerebro como si de una droga se tratara provocando la liberación de  serotonina y dopamina en grandes cantidades, consiguiendo con ello euforia, felicidad, inspiración o pasión; pero también desdicha y caos. No obstante es un hecho que tenemos enormes dificultades para definirlo adecuadamente y Modern love va de eso, nos habla del amor.

Serie como concepto, indica continuidad, consecución o correspondencia, pero en este caso se trata más bien de la escenificación de relatos o cuentos totalmente independientes, muy cortos y sin relación alguna, dirigidos por distintos profesionales a modo de sketch. Unos mejor realizados que otros, mejor o peor interpretados que inspiran más o menos, pero encuentro en ellos un denominador común, el intento por abarcar diversas formas de amor en pareja, la mayoría poco creíbles, cargadas de tópicos y sumamente cursis. En definitiva una serie romántica para el entretenimiento sin más.

En Filmaffinity cuenta con una puntuación de 6,8 y una SINOPSIS que dice lo siguientes:

Historias independientes que exploran las relaciones, el amor y la conexión humana, basadas en una columna del periódico The New York Times. 

BANDA SONORA DE LA SERIE
TRAILER OFICIAL

El sabor de las margaritas (T-2)

Nunca segundas partes fueron buenas

El pasado 21 de abril llegó a NETFLIX, después de haber pasado por la televisión gallega la segunda temporada de esta mini serie de ficción. Otros seis episodios de 70 minutos y una trama continuista aunque en territorio urbano con lo que el entorno rural tan agradable de la primera se deja a un lado en detrimento de unos paisajes que no nos dicen nada si bien, la fotografía ha mejorado algo. Los autores del guion son los mismos, pero no así el director pues Miguel Conde ha cedido el testigo en esta ocasión a Álex Sampayo.

Me animé a ver la segunda temporada por el buen sabor que me dejó la primera, si bien y lamentablemente en esta ocasión se hace realidad el viejo dicho castellano de que «nunca segundas partes fueron buenas» y con un guion que deja mucho que desear y una puesta en escena que hace aguas por todos los costados más una interpretación protagonista que resulta insulsa, pobre e inexpresiva, se puede decir que no provoca emoción alguna.

TRAILER OFICIAL

Years and Years

Parece que el mundo entero está sufriendo un ataque de nervios.

Hace poco comentamos con elogios en este mismo espacio otra miniserie creada por Russell T Davies. En ese caso se trataba de «It’s a Sin» y ahora hablamos de Years & Years una dramedia distópica compuesta por seis episodios de algo menos de una hora cada uno, estrenada en la  BBC One y disponible en HBO y Movistar+.

Years and years (Años y años) es una de las miniseries más interesantes que podemos encontrar actualmente y lo es por sorprendente, por bien ejecutada y porque la principal herramienta utilizada es una excelente puesta en escena para adentrarnos en la vida de una familia tan normal como diversa de nuestro tiempo así como su evolución durante los siguientes quince años y quizá por eso más que de futuro distópico deberíamos hablar de premonición, esa misma premonición que nosotros sentimos y que nos produce cierta ansiedad cuando observamos ciertos acontecimientos en el devenir de cada día.

Una familia numerosa en la que nada nos resulta ajeno o distante, y diversa en lo étnico, en identidad de género, en ideología e incluso en funcionalidad y en este sentido satisface que su creador haya incorporado una PMR nacida con la espina bífida, madre de dos hijos y la vida normalizada; o una jovencita más satisfecha con su cerebro que con su cuerpo, empeñada en adentrarse en el transhumanismo. Todos orbitan alrededor de una abuela nonagenaria que parece inmortal por voluntad propia y comunicados permanentemente por un artilugio, una suerte de Alexa presente en todos sus hogares y celulares.

Es importante el guion, los diálogos y el excelente casting. Destaca en mi opinión Emma Thompson dando vida a una empresaria con pocos escrúpulos y candidata populista a dirigir el país o Lydia West que representa a la chica con aspiraciones a deshacerse de su cuerpo, aunque todos los actores están realmente bien lo que tiene mérito dada la endiablada velocidad con la que transcurre el tiempo en la serie, empujado por los acontecimientos.

Tanto es así que en algún momento uno de los hermanos le pregunta al resto ¿Recordáis cuando nos aburrían las noticias? Para acto seguido llevarse las manos a la cara, abrumado por las que en ese momento daban en la televisión.

Ya avanzado el meridiano de la serie, cuando todo parece ir de mal en peor, la abuela desgrana una suerte de discurso/reproche en el transcurso de una comida familiar: «Todo es por culpa vuestra. Los bancos, el Gobierno, la recesión, EEUU, la Sra Rook(la populista aspirante a primera ministra). Todo lo que ha ido mal es culpa vuestra. Todos y cada uno de nosotros somos responsables. Culpamos a la economía, a Europa, a la oposición, al clima y al vasto e incontrolable curso de la historia como si no dependiera de nosotros, seres indefensos e insignificantes. Pero sigue siendo culpa nuestra. Y sabéis por qué, por la camiseta de una libra. No podemos resistirnos ninguno de nosotros. Vemos una camiseta por una libra y pensamos:»Qué ganga, me la quedo» y la compramos. Y el tendero se lleva cinco peniques miserables por esa camiseta. Y un pobre campesino recibe cero coma acero un penique y nos parece bien. Todos entregamos nuestra libra y contribuimos a ese modo de vida. Nosotros somos los responsables de lo que pasa.«

Pero llegando al final, después de trocear nuestro cerebro y zarandear nuestra conciencia hasta convertirla en un trapo al viento, sientes que Russell T Davies también nos habla del amor, el amor a la abuela y el profundo amor que se profesan entre ellos; como si pudiera tratarse de una tabla de salvación, una esperanza difusa. Esto sin duda influido por la pérdida en 2018 de su pareja Andrew Smith al que llevaba 20 años unido, que falleció a consecuencia de un tumor cerebral y en cuyo cuidado se centró los últimos años. Así el último rótulo de los créditos, lo utiliza para dedicar la serie a su memoria.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 7,7 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Miniserie de TV (2019). 6 episodios. Narra la historia de la familia Lyon a lo largo de quince años clave de la sociedad británica, repletos de convulsos cambios políticos, económicos y tecnológicos.

TRAILER OFICIAL

Love Victor

O la aceptación queer.

En la plataforma Disney+ podemos encontrar una serie de comedia romántica para todos los públicos, pero a mi juicio principalmente pensado para la adolescencia, creada por Isaac Aptaker y Elizabeth Berger e inspirada en el libro Simon vs. the Homo Sapiens Agenda que está compuesta por 18 episodios de 30 minutos aproximadamente, divididos en dos temporadas.

Se centra en las peripecias de un adolescente a la búsqueda de su identidad sexual de manera honesta y entretenida. Cuenta con un elenco de actores jóvenes bien escogido y resulta de fácil digestión aunque en mi opinión está cargada de los estereotipos y tópicos que solemos encontrar en las películas norteamericanas de clase B y revestida de ese buenismo típico en las series que describen familias de clase media en aquel país.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 6,8 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Basada en la novela para jóvenes de Becky Albertalli ‘Simon vs. the Homo Sapiens Agenda’, que inspiró el largometraje ‘Love, Simon’. ‘Love, Victor’ sigue a Victor, un nuevo estudiante de Creekwood High School en su autodescubrimiento, enfrentándose a problemas en casa, adaptándose a una nueva ciudad y descubriendo su orientación sexual. Cuando todo se le está haciendo difícil, se acerca a Simon para que le ayude a lidiar con los altibajos de su vida.

BANDA SONORA DE LA SERIE
TRAILER OFICIAL

It’s a Sin (Es un pecado)

Una muestra de la crueldad y el egoísmo humano

Con una excelente banda sonora en la que destaca el tema de Pet Shop Boys que le da título, desde el pasado 21 de enero ha pasado a engrosar el catálogo de joyas cinematográficas distribuidas por HBO, esta miniserie de 5 episodios de 45 minutos cada uno, creada, escrita y dirigida por Russell T Davies, para la cadena británica  Channel 4.

Considero que la música, la excelente fotografía, el inmejorable casting, su ritmo y una extraordinaria puesta en escena convierte a esta pequeña serie coral en una auténtica obra maestra en su género.

Con la batuta de un guion de lujo las escenas desfilan ante el espectador desgranando emoción, alegría y sensualidad mientras siente la vida junto a un puñado de jóvenes que en la década de los ochenta llega a Londres desde distintos lugares del mundo para comérselo a bocados. Son jóvenes inteligentes, sagaces, solidarios y talentosos que solo cometieron un error en la vida, haber nacido sexualmente diferentes, lo que les convirtió en el objetivo de una sociedad homófoba e intransigente y blanco de una enfermedad a la que tardaron en ver venir.

Parece que el tema es viejo porque damos por domesticado al «Síndrome de inmunodeficiencia adquirida» pero convendría recordar que todavía hoy hay 38 millones de personas infectadas por el VIH que están recibiendo costosos tratamientos farmacéuticos para controlar la enfermedad y no perecer a costa de ella.

El casting es magnífico en todos los sentidos, porque en conjunto logran sumergirte en una atmósfera increíble, destacando a mi juicio, Olly Alexander, Omari Douglas, Callum Scott Howells y Lydia Dorothy West, una encantadora actriz, atractiva y expresiva que representa a la amiga del alma de los protagonistas.

Repito una extraordinaria serie cuyo mayor pecado, haciendo referencia al título, sería no verla porque además de disfrutar de buen cine, se impregnarán de discriminaciones y situaciones aún no superadas en nuestra sociedad actual que pueden producir gran dolor e infelicidad.

Cuenta con una puntuación en Filmaffinity de 7,8 y una escueta SINOPSIS que dice lo siguiente:

Crónica de la vida y andanzas de cinco amigos en el Londres de los años 80, durante una década en la que el aumento del SIDA causó estragos entre la población homosexual.

BANDA SONORA DE LA SERIE
TRAILER OFICIAL