Truman

Darín y Truman

Truman es el título de una producción hispano-argentina de 2015, dirigida por Cesc Gay que es así mismo, el autor del guion. Fue generosamente galardonada en la 30 edición de los Goya de 2016, recibiendo 5 estatuillas: Mejor película, mejor dirección, mejor guion, mejor actor protagonista (Ricardo Darín) y mejor actor de reparto (Javier Cámara). Está alojada en FILMIN y la tenía anotada como pendiente porque en su día no pude verla en salas y consideré que había llegado el momento.

Con frecuencia temo opinar, me parece una responsabilidad porque a consecuencia de leer lo que escribo, alguien puede adoptar la decisión de ver o posponer la visión de una película determinada como hago yo mirando las reseñas de otros y en este caso me he sentido incluso acomplejado, pensando que no tengo ni idea de cine y que por tanto no sé para qué coño escribo nada, pues me cuesta entender que una película que cuenta con 5 Goyas y una puntuación tan alta en Filmaffinity, no me haya gustado absolutamente nada, ni el guion, ni la historia, ni la dirección. Desde mi punto de vista solo se salvan las interpretaciones de Darín y Cámara que por otra parte no tienen nada que demostrar a estas alturas de la vida porque sabemos que son dos excelentes profesionales.

Carátula del film

Cuenta con 7 puntos en Filmaffinity
y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Julián y Tomás, dos amigos de la infancia que han llegado a la madurez, se reúnen después de muchos años y pasan juntos unos días inolvidables, sobre todo porque éste será su último encuentro, su despedida. 

Banda sonora en Spotify:
TRAILER OFICIAL
FacebooktwitterFacebooktwitter

2 opiniones en “Truman”

    1. Ya comento que solo se salva de la película el trabajo de los dos actores, pero donde para mí radica el problema es en la historia. Siento que el creador intenta utilizar el melodrama sentimentaloide para apelar al sentimiento de la gente lo que a juzgar por los premios, consigue en cierta medida. El personaje principal es un ser egoísta que utiliza su propia muerte para alcanzar un protagonismo especial. Si alguien desea morir, no lo anuncia previamente, ni lo utiliza para llamar la atención de todos los amigos, se macha del mundo y punto. Crea un personaje francamente malo que salva Darín precisamente porque es un grandísimo actor, si ese papel lo hubiera hecho otro actor mediocre el resultado hubiera sido catastrófico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *