TIENE OJOS CAFÉ Y UN PERRO RUBIO

JOVEN CON PERRO

Tiene ojos café que aún transmiten serenidad y equilibrio, en el suelo a su lado una especie de mochila con enseres, con su mano derecha sostiene un bocadillo del que da cuenta a ratos, acaso esperando que dure lo más posible y con la izquierda sujeta la correa que lo conecta al collar de un perro rubio y guapo que, sentado a su izquierda no parece encontrarse desnutrido todavía. Es moreno, no muy alto, de no mucho más de treinta años, y atractivo y se encuentra en una de las calles más comerciales del norte de España, la calle Uría de Oviedo a la espera de la limosna de los transeúntes que en agitado paso transitan gastando su dinero en los singulares y caros comercios de la zona durante una navidad más.

Más que pena, demanda justicia ante la aparente indiferencia de todos. He sentido vergüenza, me avergüenzo de una sociedad que no sé en qué momento ni dónde perdió la dignidad. Un hombre joven en edad de trabajar pero sin trabajo, con derecho a disponer de una vivienda pero en la calle, y nos parece normal.

Forma parte del paisaje pues a lo largo de esa calle, una calle que transito poco, y acaso lo haría menos aún a no ser porque allí es donde he de tomar el autobús que me acerca al barrio, hay otros como él, de muy diversas edades y aspectos, unos más deteriorados que otros, pero todos con el mismo objetivo: Acudir al auxilio de los que más tienen como única solución para proseguir una vida de poca dignidad en una imagen que nos retrotrae a la edad media.

Votamos a gobiernos que lejos de luchar porque las desigualdades desaparezcan, solo intentan perpetuarse en el poder y resolver su propio conflicto pasando del ajeno. A mis muchos años ya, no tengo razones para sentirme feliz, me siento más bien cansado, impotente y triste. Desde el otro día, no me saco de la cabeza la imagen del chico guapo comiendo un bocadillo y sujetando un perro rubio y guapo también, maldita sea, me estoy haciendo muy viejo.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *