SUKKWAN ISLAND

Portada del libro SUKKWAN ISLAND

Algunas críticas la han calificado como brutal e inhóspita  pero a mí no me lo parece. No es una novela extensa y su prosa magistral se digiere con facilidad. Una vez que comienzas no encuentras el momento de hacer un alto y por ello la leí en dos tardes.

Relata una tragedia, una indigerible y durísima historia cuyo desarrollo transcurre en una tierra dura que su autor DAVID VANN debe conocer sobradamente por haber nacido allí. La narración es descarnada, desnuda como solo algunos escritores, los menos, logran contar las historias.

De uno u otro modo, todos los dramas impresionan pero en la novela que comento, la acción discurre y se digiere con una cierta normalidad, es así, así somos y así se lo cuento pero, además, también denuncia una realidad que no por conocida resulta menos dolorosa. Todos podemos, no solo ser, sino ejercer como padres sin que antes nos hayamos visto obligados a superar un examen para verificar si reunimos las condiciones idóneas para serlo, empero, el transcurrir de las acciones de un padre inmaduro, cobarde o psicológicamente tocado, pueden destrozar la vida de un hijo que viene al mundo indefenso y a merced de los avatares que le depare el destino y de eso va esta novela cuya lectura recomiendo porque no dejará indiferente a nadie.

Jorge de Barnola dice : “es una novela portentosa, que nos golpea en el estómago y nos deja arrodillados en el suelo” pero yo creo que donde nos golpea es en el corazón y nos obliga a mirar para dentro de nosotros mismos y eso, desde mi punto de vista, es lo más positivo de este libro.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *