Secretos de un matrimonio

Ventana en la que mirarnos y reflejarnos

Protagonistas

Secretos de un matrimonio es una miniserie de cinco episodios que la cadena HBO anunció como un remake de la serie homónima de 6 episodios que realizara el maestro Ingmar Bergman hace casi cincuenta años. El encargado para llevarlo a cabo sería el escritor, director y productor israelí Hagai Levi conocido por la creación de la popular serie BeTipul y su adaptación en EE. UU. donde se tituló «En terapia» y que también comentamos en este blog.

Sobre los actores que darían la réplica a Liv UllmannErland Josephson, también hablamos cuando comentamos “El año más violento» por tratarse de la pareja protagonista Oscar Isaac y Jessica Chastaind que a mi entender son también lo mejor de este remake pues entre ellos se atisba una química especial que no siempre se da.

En esencia, la miniserie de Bergman disponible hoy en FILMIN para quien desee volver a verla o por si no la vio en su día, disecciona en sus seis episodios la situación real de un matrimonio de éxito a los ojos de los demás.

Sustancialmente en la miniserie actual es lo mismo, eso y la entrevista para la revista o la cena con los amigos que tiene lugar al principio, pero a partir de ahí se dan sustanciales cambios, no solo de roles, en esta serie es ella la empoderada, la que goza de una buena posición profesional y la que rompe el matrimonio, sino también por la actualización de los diálogos y las formas más propias de nuestro tiempo.

He leído por ahí que Daniel, hijo de Bergman y fan de la serie En terapia, solicitó o encomendó a Levi la actualización al día de hoy de la serie de su padre, misión harto complicada dado su legendario carácter.

En mi opinión la actual es más llevadera porque también es menos densa y personalmente creo que podría acabar en el cuarto episodio porque el último capítulo, pleno de erotismo y sensualidad, puede resultar muy agradable como cierre, pero no aporta nada a la historia.

Si es necesario comentar la original decisión del showrunner de iniciar cada uno de los capítulos con tomas de los actores dirigiéndose al escenario y preparando los últimos detalles para entrar en acción y continuar con el episodio, mientras que la escena final con los créditos ya encima toma imágenes de los actores dirigiéndose a sus respectivos camerinos.

Otra característica destacable son las imágenes, la cámara se mueve continuamente con los personajes, observándolos de cerca, espiándolos de lejos, haciéndonos partícipes de sus susurros y comentarios. Somos testigos hasta el morbo de sus miserias, miedos y fragilidades. En definitiva, la miniserie me ha gustado y por eso se la recomiendo.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 7,1 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Adaptación de la miniserie homónima de Ingmar Bergman, de 1973. Reexamina la representación icónica del amor, el odio, el deseo, la monogamia, el matrimonio y el divorcio a través de la perspectiva de una pareja estadounidense contemporánea.

BANDA SONORA de la serie:

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *