NORMALIZACIÓN

Aura Anahí Chávez

He pensado siempre que la normalización es el único camino posible hacia la integración y la perfecta convivencia de todos los colectivos. Conocer y reconocer al diferente adoptándolo como un igual es el modo en que lograremos una perfecta convivencia. Normalización y visibilidad de la diversidad funcional (discapacidad), visibilidad del colectivo LGTB y reconocimiento de los distintos modos de interrelación social así como la inclusión en los espacios comunes de personas diferentes en lo que se refiere a raza, condición social, sexual o física.

Por lo dicho, me ha gustado la manera que la prensa tanto esta como otras ha tratado la noticia de la chica que logró detener el autobús de Alsa cuyo conductor se sintió indispuesto, evitando con ello una desgracia como la que días pasados protagonizó otro autobús de la misma compañía en Avilés.

Y me refiero a la naturalidad con la que se refieren a su situación familiar y de pareja evitando todo tipo de calificativos o estereotipos, es a eso lo que yo denomino normalidad. Por ejemplo esta: Aura Anahí Chávez, de nacionalidad mexicana, viajaba en compañía de su mujer, la asturiana Cristina García, del hijo de ambas y de su madre. O esta otra:  Jamás había pensado esta mexicana, afincada en Mallorca junto a su mujer asturiana y que pasa unos días en familia en Asturias coincidiendo con las fiestas de San Mateo, que le fuese a resultar tan útil una breve lección de conducción de autobús que tuvo de joven, durante una excursión con compañeros de clase.

A buen seguro que en otras fechas y momentos se hubiera contado de manera diferente.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *