Nadie sabe que estoy aquí

Fotograma publicitario

Nadie sabe donde estoy es el primer largometraje de una película chilena dirigida por Gaspar Antillo que además escribió el guion junto a Enrique Videla y Josefina Fernández. Fue estrenado en el festival de cine de Tribeca, donde el director ganó el premio al mejor director en nuevas narrativas, llegando a NETFLIX en junio del presente año.

En el cine y en los libros, se cuentan historias y si se narran bien como es el caso pasan a pertenecer al grupo de cine que me interesa. El acierto a mi modo de entender, es que el director utiliza sobre todo imágenes de un tipo de extraña conducta que vive junto a su tío en un lugar aislado y hermoso como es la Región de los Lagos al sur de Chile, al que solo se puede acceder en barca, y lo hace intercalando flashbacks de un casting infantil que a juzgar por el aparente formato VHS uno se puede hacer ideas del tiempo transcurrido porque apenas hay audio. A través de esa arquitectura, el espectador ha de construir la historia de alguien un tanto siniestro tras el que se esconde un juguete roto. Pero también habla de los estereotipos sociales y las consecuencias que estos pueden acarrear y de los trapos sucios del mundo del espectáculo.

Cabe destacar el excelente trabajo del protagonista, el actor estadounidense de origen latino Jorge García que borda el papel. Y poco más cabe decir, ya que se trata de ese tipo de cine que cuanto menos sepamos, mejor lo disfrutaremos.

Cuenta en Filmaffinity con una calificación de 6 puntos y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Memo (Jorge García) fue una estrella de pop adolescente en los años 90. Más de 15 años de reclusión en una isla del sur de Chile lo han transformado en un curioso ejemplar humano y en un momento determinado su vida se verá sacudida por la llegada de inesperados visitantes.

Soundtrack en SPOTIFY
TRAILER OFICIAL
FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *