MI VIDA ENTRE LAS HORMIGAS

Los ilegales

Ayer noche lo vi por primera vez a través de la plataforma Movistar, se trata de un documental sobre la historia del grupo LOS ILEGALES producido por Altube Films y codirigido por Juan Moya y Chema Veiga, financiado por más de 500 seguidores que hicieron aportaciones a través de crowdfunding.

Su protagonista indiscutible es Jorge Martínez como no podía ser de otra manera dado que la historia del mítico grupo de rock no se entiende sin él. Jorge es su alma, su razón de ser, un tipo que a nadie deja indiferente. El documental, a mi juicio excelente, exhala nostalgia y también adquiere al final un ligero roll epitáfico, acaso marcado por la ausencia de Alejandro Espina cuyo fallecimiento en  marzo de 2016 nos dejó a todos huérfanos y a cuyo recuerdo dedican el mismo.

Ya he mencionado alguna vez que desayunaba con Alejandro Espina, la mayoría de los días porque ambos coincidíamos, cuando no estaba de gira con el grupo, tomando café cada mañana en la cafetería del Centro Social El Cortijo, en La Corredoria. Muchas veces me ayudó en temas de sonido y de la radio, con eficiencia y generosidad porque Alejandro era sobre todo eso, una excelente persona, eficiente, inteligente y buena gente al que nunca escuché una nota discordante ni una mirada extraña. Un tipo de esos que nos ayuda a sobrellevar la vida y que por ello nunca debería faltarnos. En el documental Jorge Martínez afirma que superar su muerte ha sido una de las cosas más difíciles a las que se ha debido enfrentar. “Vivir, queramos o no ha de costarnos la vida. Este no es un buen momento, pero es el momento que tenemos” afirmaba en clara alusión a la muerte del que fue bajista del grupo los últimos 20 años.

Personalmente no conozco a Jorge, quiero decir que nunca hablé con él, manejo referencias discordantes relacionadas con su pose complicada y con sus exabruptos o por sus intervenciones en televisión que algunos calificaron de esperpénticas, sin embargo la impresión que yo saco de él se deriva en parte de mis conversaciones con Alejandro en las que demostraba el cariño que lo profesaba. Yo pensaba si Alejandro lo aprecia de esta manera, Jorge a pesar de lo que se diga de él, es sobre todo un gran tipo.

El documental que comento está muy lejos de ser un elemento panfletario que es en lo que se termina por convertir este tipo de documentales. Repasa someramente la vida de Jorge y la historia de LOS ILEGALES afrontando a la vez las luces y las sombras, de modo, que al final terminas por entender lo que acaso los responsables del mismo pretendieron trasmitir, la compleja personalidad de su creador. Un tipo capaz de ejercer fácilmente la violencia contra un semejante y que a la vez no soporta que esta se ejerza hacia una persona débil, como afirman algunos de los que lo conocen bien.

O capaz de decir frases como

  • Estoy encantado de que sea usted mi enemigo porque es usted un cretino”;
  • “Es imposible ser honesto sin hacerse enemigos”;
  • “Si no le gusta mi careto, cambie de canal”;
  • “Anda de día que la noche es mía”;
  • “Yo soy consciente de que estoy aquí en calidad de esperpento, otros no”

O también locuciones tiernas y cargadas de nostalgia como cuando se refiere a aquella novia que de su lado arrancó la heroína afirmando “no haber dejado de recordarla ni un solo día transcurrido desde su muerte

No dejes de ver “Mi Vida entre Las Hormigas” porque te gustará, tanto da si eres fan del grupo como si no.

Interesante entrevista realizada a Jorge Martinez de LOS ILEGALES

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *