LECTURA FÁCIL

Cristina Morales

Ni amo, ni dios, ni marido, ni partido, ni de fútbol

He dado cuenta de las 424 páginas del “Lectura Fácil” el libro de Cristina Morales galardonado con el premio Herralde de Novela-2018 y de inmediato sentí el deseo de escribir algo recomendando a los cuatro vientos su lectura pero no sé por donde empezar sin caer en el “spoiler” y observo en comentarios de críticos y de otros lectores que ya se ha hecho el suficiente.

Portada del libro

FICHA TÉCNICA:

EDITORIAL: Anagrama
ISBN: 978-84-339-9864-4
EAN: 9788433998644
NÚM. DE PÁGINAS: 424

COLECCIÓN: Narrativas hispánicas
CÓDIGO: NH 616

PUBLICACIÓN: 05/12/2018

SINOPSIS: Son cuatro: Nati, Patri, Marga y Àngels. Son parientas, tienen diversos grados de lo que la Administración y la medicina consideran «discapacidad intelectual» y comparten un piso tutelado. Han pasado buena parte de sus vidas en RUDIS y CRUDIS (residencias urbanas y rurales para personas con discapacidad intelectual). Pero ante todo son mujeres con una extraordinaria capacidad para enfrentarse a las condiciones de dominación que les ha tocado sufrir. La suya es la Barcelona opresiva y bastarda: la ciudad de las okupas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, los ateneos anarquistas y el arte políticamente correcto.

Esta es una novela radical en sus ideas, en su forma y en su lenguaje. Una novela-grito, una novela politizadora que cruza voces y textos: un fanzine que pone en jaque el sistema neoliberal, las actas de una asamblea libertaria, las declaraciones ante un juzgado que pretende esterilizar forzosamente a una de las protagonistas, la novela autobiográfica que escribe una de ellas con la técnica de la Lectura Fácil (como herramienta)

Este libro es un campo de batalla: contra el heteropatriarcado monógamo y blanco, contra la retórica institucional y capitalista, contra el activismo que usa los ropajes de «lo alternativo» para apuntalar el statu quo. Pero es también una novela que celebra el cuerpo y la sexualidad, el deseo de y entre las mujeres, la dignidad de quien es señalada con el estigma de la discapacidad y la capacidad transgresora y revolucionaria del lenguaje. Es sobre todo un retrato –visceral, vibrante, combativo y feminista– de la sociedad contemporánea con la ciudad de Barcelona como escenario.

Y por lo tanto, voy a hacer mio el contenido de la sinopsis pero además me parece fundamental añadir la importancia del narrador, en este caso, narradoras porque la autora aprovecha la desinhibición basada en la diversidad funcional mental de las protagonistas como apoyo para desparramar a lo largo de sus páginas de, manera clara y concisa, argumentos contra tantas cosas complicadas de desenmascarar dejando demostrado con ello no solo su tremendo talento literario sino también su valentía y conocimiento de una realidad opaca para una gran parte de los ciudadanos.

Voy a poner frases y conceptos que aunque fuera de contexto aclaran lo que acabo de expresar:

  • La gente no entiende la voluntad de no hacer algo.
  • No sé que coño tiene la píldora de emancipadora cuando se trata de medicalizarse con tal de darle al macho el gusto de no sacarla.
  • Que uno haga cola para pagar en vez de que ellos hagan cola para cobrarte, es el colmo de la alineación.
  • El coaching es una técnica fascista basada en el espíritu de superación.
  • Es lo que pasa cuando concibes el diálogo como un instrumento de sometimiento y no como un medio para alcanzar la verdad, que tienes que estar todo el rato trazando estrategias para tumbar al rival hablante y claro se pone uno nervioso.
  • Intento aclararme sobre la jerarquía del esfuerzo: ¿Qué es más valioso, el beso conquistado tras semanas de cortejo o el polvo entre desconocidos echado sobre la marcha?
  • Que sibilinas son las palabras: El espíritu de superación es, en realidad, el espíritu de normalización.- Deja de ser quien eres para convertirte en un mediocre. El espíritu de la superación es, pues, el espíritu de la mediocridad.
  • Mediocre no es el corredor que llega decimoctavo. Ese puede ser solo un mal corredor. Mediocre es el ganador de la carrera que en el podio agradece su victoria al banco o la petrolera que lo patrocina.
  • Mediocre es lo inofensivo. Mediocre es lo politizado.
  • Cuantas veces las mujeres follamos con los hombres sin quererlo y nos parece la cosa más normal del mundo y no lo llamamos violación.
  • La Bauhaus, esa otra escuela de fachas de izquierdas que se dedicaban a construirse muebles pijos y casas pijas y que afirmaban que era para el bien de la humanidad.
  • Tienes tanto ego de macho que no te deja ver que pareces un anuncio de la COPE con patas.

Lo dejo aquí porque podría llenar unos cuantos folios con frases similares. Pero quiero reseñar también que son especialmente brillantes las declaraciones ante la titular del Juzgado de instrucción de Barcelona que tramita en la novela el proceso de autorización para la esterilización de incapaces. Y el relato de un polvo lésbico y otro hetero entre personas con diversidad funcional mental y física que demuestra el gran conocimiento de lo que maneja.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *