El caso SK1

Estrenada en 2015, el caso SKI es el título de una película francesa dirigida por Frédéric Tellier que es además coautor del guion junto a David Oelhoffen, recreando los hechos concernientes a la captura de un asesino en serie apodado “La bestia de la Bastilla”, de nombre Guy Georges (nacido Guy Rampillon) condenado a cadena perpetua en 2001 por la violación, tortura y asesinato de 7 mujeres en fechas comprendidas entre los años 1991 y 1997. Está disponible en Prime Video y en Filmin, en este último al costo de 2,95€, siendo su duración de 120 minutos.

Se dice que este caso, uno de los más largos y complicados en la historia criminal de nuestro país vecino, sobre el que se escribieron cientos de páginas en prensa y un libro (Le plaisir de tuer), dio paso a la puesta en funcionamiento de una base de datos de ADN de agresores sexuales y personas relacionadas con delitos de sangre que hasta entonces no existía.

Creo que todos los actores hacen un excelente trabajo si bien me apetece destacar a Adama Niane interpretando al acusado, pero sobre todo me ha satisfecho la dirección y el tratamiento que le ha dado a la historia, en cuyo relato no se centra, seguramente porque era perfectamente conocida por el público dada la repercusión que tuvo el caso, sino que nos habla de la obsesión de la policía por ser el primero en encontrar al asesino, evidenciando una rivalidad entre grupos policiales que incluso podía poner en riesgo el objetivo común de apresarlo.

Por otra parte plantea la trama de un modo original, comenzando por el final, es decir con los primeros pasos del juicio, dando saltos hacía atrás alterando la cronológica de los hechos de manera que estos sucedan prácticamente al mismo tiempo que transcurre la dinámica del juicio y sin olvidar la actuación de la policía en otros casos lo que le da un ritmo en la acción que se agradece. Pero además, aprovecha el guion para abordar otros temas sociales importantes como el derecho a un juicio lo más justo posible por muy atroz que sea el crimen o luchar contra la inclinación natural de considerar como monstruos o demonios a ciertos delincuentes para distanciarlos del ser humano y autoconvencernos de que nosotros somos otra cosa, para terminar fijando el objetivo en puntos ocultos de nuestra personalidad como la incapacidad que podemos llegar a presentar de no controlar ciertos horrendos impulsos a pesar de llevar una vida normal y la influencia que imprime en estas tendencias nuestros primeros años de vida.

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 5,9 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

París, 1991. Franck Magne es un joven inspector que inicia su carrera en la Policía Judicial. Su primer caso es el asesinato de una joven. Pronto descubre casos relacionados pero se enfrenta rápidamente con la realidad del trabajo de investigación: la falta de recursos, largas horas, la burocracia… Pasan los años y las víctimas se multiplican. Las pistas están borrosas. Pero Franck Magne, obsesionado con el caso, no dejará de intentar descubrir y dar caza al monstruo responsable de los crímenes, llevando a cabo la que sería la investigación más compleja de la historia de la policía francesa hasta la fecha.

Soundtrack del film en SPOTIFY:
TRAILER OFICIAL

ORÍGENES SECRETOS

Orígenes secretos es el título del primer largometraje escrito y dirigido por David Galán Galindo con la colaboración de Fernando Navarro y basado en la novela homónima del propio director. Está protagonizado por Verónica Echegui, Leonardo Sbaraglia, Ernesto Alterio, Javier Rey y Antonio Resines entre otros, y fue estrenada el pasado 28 de noviembre en NETFLIX.

David Galán Galindo es guionista, escritor y director de cortos, pero sobre todo se autodefine, como lector de comics y lo que ha realizado en esta ocasión es un Thriller con tintes de comedia, que incluye policías al uso, frikis de superhéroes y una jefa de homicidios que en sus horas libres da rienda suelta al mundo cosplay. Una historia creada más para niños que para adultos que me ha gustado, quizá porque siempre me lo pasé bien en la infancia y la juventud con el capitán Trueno, Roberto Alcazar o Mortadelo y Filemón, pero también porque hace una curiosa lectura del mundo de la diversidad y de los sesgos sociales que rechazan todo lo que se desvía de lo normalizado.

Es difícil que una comedia al uso me haga reír, sin embargo, esta lo ha conseguido y también entretenerme aunque no sin dejar de reconocer que sin Netflix y las actuales circunstancias del mercado, quizá nunca hubiera llegado a hacerse realidad por entender que se trata del tipo de cine que cuenta con más adeptos en otros países y la plataforma puede llegar mejor a ellos. Una frase que se dice en el film y que de alguna manera le puede dar sentido, es esta: «Mientras en Inglaterra escribían El rey Arturo, aquí escribíamos El Quijote. Porque solo concebimos que haga el bien un loco.»

Cuenta en Filmaffinity con una puntuación de 5,5 y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

Madrid 2019. Un asesino en serie está sembrando el caos. Personas anónimas están siendo asesinadas imitando las primeras apariciones de los superhéroes más conocidos. Cosme es el mejor detective de su comisaría, y está a punto de jubilarse contra su voluntad. David es su relevo, y es joven e impulsivo. Ambos tendrán la misión de encajar las piezas en un juego del que desconocen las reglas. En su aventura contarán con la ayuda de Jorge Elías, hijo de Cosme, entrañable friki y dueño de una tienda de cómics y de Norma, jefa de ambos y amante del manga y del cosplay. Dicen que algunas veces hay que ponerse el traje y salir a hacer de este mundo un lugar mejor. Puede que esta sea una de ellas.

TRAILER OFICIAL