Equilibrio

Timnit Gebru

Interesante artículo que habla de Timnit Gebru, investigadora en inteligencia artificial ética, despedida por la multinacional Google y que ha generado una tormenta en varios niveles no solo dentro de la propia empresa, sino también entre la comunidad científica internacional por tratarse de una ingeniera muy valorada dentro de la minería de datos y fundadora de Black in AI, una comunidad de investigadores negros que trabajan en inteligencia artificial. 

“Las injusticias estructurales que hay en la sociedad permean los datos. Es muy difícil encontrar datos no sesgados porque la sociedad está sesgada”, explica Ariel Guersenzvaig, profesor de la Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería Elisava (Barcelona).

Esto, dentro de mi propia experiencia, lo he intuido siempre y de una empresa del tamaño de Google que además, va por la vida repartiendo bondades y humildades como si fueran el nuevo mesías salvador de la raza humana, no se iba a esperar menos.

Pero lo importante es el equilibrio y desde mi punto de vista, consistiría en que todos intentáramos en cada momento que vivimos, luchar contra nuestros propios sesgos, intentar que se atenúen, domeñarlos antes de actuar en consecuencia. Algo como lo que pretendemos con el cuidado del medio ambiente: “No podemos salvar el mundo del desastre ecológico, pero podemos deshacernos de la basura que generamos de manera consecuente intentando que la situación no empeore«.

Por razones de mi situación física no estándar he sufrido discriminación de una u otra manera y en uno u otro momento de mi vida y con el tiempo alcancé a comprender que en todos mis actos e incluso en mi actividad cotidiana, tanto cuando lo hacía como ejecutivo desde un puesto de responsabilidad, como cuando simplemente colaboraba en una asociación, debía ser consciente que estos, no solo me afectarían en lo personal sino que afectarían a todo el colectivo al que parecía pertenecer o al que me asemejaba.

Quizá lo único acertado que se puede leer respecto al despido de Gebru para alejarse del ruido de fondo, sea la opinión de Mara Balestrini, doctora en Ciencias de la Computación por el University College of London, cuando dice que «el documento en cuestión es probablemente una excusa para sacarse de encima a una persona que les estaba resultando problemática”.

Y volviendo a mi experiencia personal, puedo agregar, que nunca fui despedido por razones profesionales, pero siempre tuve grandes problemas cuando plantaba cara a la empresa por razones de trabajo, justicia, discriminación, etc., y no solo en las empresas para las que prestaba mis servicios sino también en asociaciones o corporaciones sociales, fundaciones, etc., porque implicarse a favor de una causa justa o plantarse ante un acto discriminatorio siempre pone nervioso a quien intenta, a veces de manera honesta, mantener a flote un proyecto preservándolo de las piedras que se le van presentando en el camino.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *