El precio de un deseo

Fotograma del film

Aunque parece estar inspirado o basado en la serie “The Booth At The End (La cabina al final)” que tuvo cierto éxito en la televisión norteamericana, ignoro las razones que movieron al director italiano Paolo Genovese a crear y escribir el guion junto a Isabella Aguilar porque no le encuentro la gracia ni el motivo.

Disponible en Movistar+, el formato es teatral, sobrio y facilón aunque se hubiera podido complicar y mejorar enormemente. El protagonismo corre a cargo del actor italiano Valerio Mastandrea que se limita a mantener, con cara de póker, unos brevísimos diálogos con diez personajes que desean hacer cambios en el rumbo de sus vidas.

Según mi juicio, la historia parece decirnos que siempre estamos a tiempo de no hacer aquello que nuestros bajos instintos o las influencias no deseadas nos dictan, pero si aun así lo hacemos es nuestro problema, no busquemos excusas aunque estemos seguros de que las razones que nos mueven son, no solo diferentes sino incluso mejores de las que empujan a otros a hacer lo que hacen.

Ya sabemos lo pronto que detectamos en los demás los errores que en nosotros somos incapaces de ver, juzgándolos duramente a ellos mientras buscamos millones de excusas para perdonarnos hasta el punto de derivar la responsabilidad de nuestros actos hacia terceros o circunstancias sociales que parece solo a nosotros afectan.

Cuenta en Filmaffinity con 6,3 puntos y una SINOPSIS que dice lo siguiente:

En un bar llamado The Place, un hombre ve entrar y salir a diez personajes, todos los días, que vienen a hablar con él. Este les da indicaciones sobre cómo satisfacer los propios deseos; de hecho, estipula con ellos un contrato; ser más hermosa, pasar una noche con una estrella del porno, salvar al hijo, recuperar la vista y encontrar a Dios son solo algunos de los deseos que los varios personajes exponen al hombre del bar. “Puede hacerse”, responde él, mientras escribe en su agenda. Pero hay que pagar un precio, casi siempre altísimo: robar una buena suma de dinero, poner una bomba en un local, violar a una mujer… Si se lleva, el deseo está garantizado. Cada uno de ellos decidirá si acepta o rechaza el acuerdo.

BANDA SONORA original del film en Spotify
TRAILER OFICIAL
FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *