EL CRIMEN DEL LAGO

Qiu Xiaolong

Está bien, aunque no creo pase a la historia como una de las mejores de Qiu Xialong.

Portada
Portada

Una novela policiaca que ahonda en el difícil equilibrio entre el crecimiento económico y la contaminación medioambiental en la China de nuestros días.

Editorial: MaxiTusquets
Novela negra y de policías
Colección: MAXI | Serie Qiu Xiaolong
Número de páginas: 320

Sinopsis:

Cuando el inspector jefe Chen Cao, del Departamento de Policía de Shanghai, recibe una llamada inesperada de un alto cargo, son, por una vez, buenas noticias: le ofrecen unas vacaciones en el complejo privado que el Partido tiene en Wuxi, a orillas del lago Tai. Pero a su llegada descubre que el lago, célebre por sus aguas cristalinas, está ahora contaminado por los residuos tóxicos procedentes de las fábricas de la zona. El director de una de esas fábricas, un hombre del que Pekín esperaba «grandes cosas», aparece asesinado, y al poco detienen a un activista medioambiental al que acusan de asesinato. Chen conoce enseguida a Shanshan, una joven ansiosa por demostrar la inocencia del sospechoso. Y se ve obligado a actuar con cautela. Rodeado de corrupción, presiones políticas y rencores largo tiempo ocultos, Chen debe desentrañar los motivos que se esconden tras el brutal asesinato. A pesar de trabajar «para el sistema» y «desde dentro del sistema», Chen insistirá en llegar hasta el final, caiga quien caiga.

Confluyen en la obra, el afecto, la ecología y la poesía pero para mi gusto resulta un poco lenta y el inspector jefe Chen Cao que efectúa sus pesquisas encontrándose de vacaciones y contando para sus maniobras con un policía local que lo admira, abusa de esa lírica.

El autor parece transmitir su preocupación por los cambios que se están produciendo en la China actual, especialmente en el terreno económico, permitiendo un capitalismo solapado mediante el cual gente próxima al partido único en el poder, gente puesta en las empresas por el estado, se enriquecen al sacar a bolsa las empresas que presiden. Esto, siguiendo su línea argumental, está propiciando un dejar hacer de las autoridades y un descuido por parte de las empresas de los mecanismos ecológicos o sanitarios. Viene a decir que ya no se come bien porque todo vale y que los lagos, ríos, etc…, están sufriendo las consecuencias en forma de vertidos, polución y contaminación.

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *