BETTER CALL SAUL

Cartel de la serie

No voy a hacer otra sinopsis de Better Call Saul (Mejor llamas a Saul) porque a mi juicio las sinopsis de las películas sirven para lo que sirven las reseñas de los libros o el prospecto de las medicinas, para nada, porque pocos lo leen y los que lo hacen suelen no dar importancia al contenido. Pero si diré, porque me ha gustado tanto esta nueva serie (de la que solo he visto las dos primeras temporadas).

Como indica la Wikipedia, se trata de una “precuela”, un spin-off o una serie derivada de Breaking Bad, término que prefiero utilizar por no proceder del inglés. Desde mi punto de vista esto obedece a una estrategia puramente comercial. Un personaje aparece (en este caso el abogado Saul Goodman) en una exitosa serie como la mencionada (Breaking Bad) y su equipo de creación entiende que ese personaje en concreto puede tener una historia que dé lugar a otra serie y se ponen manos a la obra intentando que el éxito de la primera sirva de promoción a la segunda y el resultado es Better Call Saul.

Al margen de estas premisas la historia está magníficamente contada. Un buen guion, bien realizado, con un casting poco conocido pero excelente que protagoniza muy satisfactorias interpretaciones y que además cuenta tres historias o cuatro. La de un abogado de prestigio, que se encuentra en lo más alto de su carrera como socio de un despacho de mucho prestigio y muy bien considerado por sus colegas pero dependiente como consecuencia de una enfermedad poco conocida consistente en una hipersensibilidad a las ondas electromagnéticas que le impide encontrarse bien cerca o en presencia de móviles, televisiones, ordenadores, etc…; su hermano Saul, también abogado pero un tanto peculiar, excéntrico es el término que los que lo conocen utilizan para describirlo y para el que, con frecuencia, el fin justifica los medios y que a la postre se convertirá en el abogado criminalista de pocos escrúpulos Saul Goodman. También está su novia, una mujer muy inteligente, trabajadora y atractiva y un viejo policía  jubilado que arrastra un duro pasado.

Son los ingredientes con los que se cocina esta impresionante serie de la que estoy deseando ver más y más porque seguro que dará lugar a otras derivas o precuelas dado el ingenio que han demostrado sus creadores. Cada episodio arranca con los compases del tema interpretado por Little Barrie, incluido en su último álbum de estudio que salió al mercado en 2017 .

En cuanto a la moraleja de la serie, uno se da cuenta de que en la vida ni todos los malos son igual de malos, ni todos los buenos son igual de buenos, ni son respetables todos los que así consideramos, ni todo está perdido. Espero que pasen con ella tantos buenos ratos como he pasado yo. Se me olvidaba, en Filmaffinity cuenta con una puntuación de 7,6 sobre 18051 votos.

Trailer oficial

FacebooktwitterFacebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *