THE POST

Con el título Los archivos del Pentágono ha llegado a nosotros esta película estadounidense de 116 trepidantes minutos dirigida por Steven Spielberg a partir de un guion firmado por Liz Hannah, Josh Singer e inspirada en hechos reales que podemos ver en Netflix.

Cuenta en Filmaffinity con 6,7 puntos y una SINOPSIS que dice así:
En junio de 1971 The New York Times y The Washington Post tomaron una valiente posición en favor de la libertad de expresión, informando sobre los documentos del Pentágono y el encubrimiento masivo de secretos por parte del gobierno, que había durado cuatro décadas y cuatro presidencias estadounidenses. En ese momento, Katherine Graham (Meryl Streep), primera mujer editora del Post, y el director Ben Bradlee (Tom Hanks) intentaban relanzar un periódico local en decadencia. Juntos decidieron tomar la audaz decisión de apoyar al The New York Times y luchar contra el intento de la Administración Nixon de restringir la primera enmienda… Historia basada en los documentos del Post que recogían información clasificada sobre la Guerra de Vietnam.

La historia en la cual se centra la acción data de hace 50 años cuando la prensa y no solo el Post decide publicar unos documentos «Pentagon Papers» que no fueron desclasificados como secreto hasta junio de 2011, y que demostraban, entre otras cosas, que tanto la administración Johnson como las que le sucedieron, habían mentido sistemáticamente y no solo al público sino también al Congreso, sobre un tema de interés nacional trascendente e importante como era la guerra del Vietnam donde perdieron la vida millones de norteamericanos.

Durante la lucha, el Magistrado de la Corte Suprema de EEUU Hugo Black, dice la siguiente frase que es recogida en la película: «Los padres fundadores han dado a la prensa libre la protección que debe tener para desempeñar su papel esencial en nuestra democracia porque la prensa debe servir a los gobernados y no a los gobernantes«

La película me ha parecido creíble, emocionante y nostálgica. La lucha durante la toma de decisiones sobre lo racional y lo justo, el riesgo al error en un momento en el que el republicano Nixon se encontraba en la Casa Blanca, unido al ritmo trepidante de aquellas redacciones con montones de periodistas trabajando; la linotipia y las rotativas a toda mecha imprimiendo las noticias que con ansia esperaban los ciudadanos, resultan enormemente atractivos. Y nostalgia por un modo de llevar la noticia al gran público que está siendo amenazado por la inmediatez de lo digital, los teléfonos móviles y las redes.

El casting encabezado por Tom Hanks y una sublime Meryl Streep, triunfando a todo lo grande en un nuevo registro, completan todo lo bueno que puedo decir dejando poco a lo negativo, acaso ese patriotismo a mi juicio innecesario de que siempre hace gala el director en muchas de sus películas y en esta también.

Pero también recoge una visión gráfica del embrión de la lucha feminista que subraya el personaje de la dueña heredera The Washington Post cuando esta, en una de las escenas le recuerda a su hija, la frase pronunciada por Samuel Johnson: «Que una mujer predique es como que un perro camine sobre las patas traseras porque no es solo que no lo haga bien, lo sorprendente es que lo haga siquiera» Y lo dice para explicar el contexto en el que ella misma se encuentra ya que su propio padre que era el dueño del periódico, al morir dejó al frente del mismo no a ella, si no al hombre con el que se casó y a todo el mundo le pareció normal que ella quedara relegada al ámbito doméstico, incluso a ella misma. Sin embargo cuando su marido fallece y ella se ve obligada a ponerse al frente, extraña a todo el mundo por un lado y por el otro, crea en ella una desazón constante producida por el temor de no encontrarse a la altura y sabedora que nadie perdonará sus errores.

TRAILER OFICIAL
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *