¿TE HAS ARREPENTIDO DE ALGO?

Tom York

¿Tú nunca te has arrepentido de algo? Preguntaba mi amigo, un joven abogado, intentando encontrar amparo en mí y procurando justificar lo injustificable que es lo que hacemos cuando rendimos cuentas de nuestro pasado y lo hacía porque una vieja imputación seguida de orden de alejamiento por maltrato en el hogar ejercido sobre la que entonces era su pareja, lo privaba en aquel momento de un ascenso que él consideraba muy merecido.

De pronto me vino a la mente aquella anécdota que se cuenta de D. Miguel de Unamuno, cuando el Rey Alfonso XIII lo distinguió con La Gran Cruz de Alfonso XII “Me siento muy orgulloso de esta distinción que me concede y que verdaderamente merezco” le dijo a D. Alfonso XIII y este, sorprendido, le respondió: “vaya, normalmente los premiados me suelen decir que no son merecedores de este premio“ y Unamuno contra replicó “es que, efectivamente, los otros premiados no lo merecían

Entonces y entendiendo que la soberbia casi siempre nos traiciona, guardé silencio asintiendo y convencido de que mi amigo lo único que necesitaba en ese momento era ser escuchado.

Me quedé días asimilando aquella conversación y sobre el asunto que la motivó a sabiendas de que nada podía ni deseaba hacer porque ni estaba de acuerdo con su sentido patriarcal del matrimonio, ni mi perdón podía ayudarlo pero rehíce la pregunta para mí y la repetí para mis adentros ¿Me arrepiento de algo?

Puede parecer exagerado pero creo no arrepentirme de nada a pesar de los muchos errores cometidos que la soledad de la noche se empeña en arrojarme a la cara cada poco y cuyas facturas sigo pagando porque todo se paga más tarde o más temprano, como le sucedió a mi amigo cuando solicitando un ascenso, la vida le presentó una factura que no había cubierto en su totalidad, y porque en conciencia creo que uno debe asumir sus errores e intentar sobreponerse a ellos en un éxtasis continuo de contrición y aprendizaje porque de eso va la vida.

Sin embargo me arrepiento de lo que no hice, algunas cosas se me negaron, me resultaron imposibles físicamente como poder practicar el deporte de la bicicleta pero otras simplemente no las afronté o preferí elegir otro camino por decisión propia o inducido y eso si lo siento porque sin ser envidioso, eso me ha hecho envidiar no cosas materiales o a personas por su posición social aunque sea eso lo común, pues considero haber tenido más de lo que merecí pero si he envidiado a algunas personas por otras razones y pondré tres ejemplos de lo que pretendo decir.

Envidio a Victor autor del videoblog “Music Radar Clan” y no porque sea youtuber y cuente con 157 mil suscriptores ya que para serlo no necesitas aprobar una oposición, de hecho cualquiera puede si tiene algo interesante que comunicar o mejor dicho algo que comunicar que interese a la gente, sino por su profundo conocimiento de música contemporánea.

Envidio a Javier del Pino director de “A Vivir que son dos Dias” y no porque conduzca uno de los programas de radio que más sigo, que también.

Y envidio a personajes tan cultos como D. Juan Valera y Alcalá-Galiano, escritor, diplomático y político nacido en Cabra en 1824, que según cuentan, protagonizó esta curiosa anécdota cuando en 1871 ejercía como diputado y, dirigiendo un discurso a la Cámara Alta, pronunció el nombre del escritor Shakespeare, pero lo hizo tal cual se lee en español provocando las risas de los senadores. Entonces, con elegancia hizo un inciso en su discurso al objeto de disculparse y afirmó “perdón señores, creí que no sabían inglés” y continuó en ese idioma el resto de la intervención, dejando a sus señorías entre avergonzadas y confusas por no enterarse de nada.

El amplio dominio del inglés es por lo tanto y además el común denominador de las personas mencionadas y de ahí mi envidia porque me hubiese gustado poder leer a William Faulkner, Mark Twain, Truman Capote o John Steinbeck, en su idioma nativo o escuchar los diálogos de películas de Tarantino, Orson Welles, Billy Wilder, John Huston o Aldrich, por poner algunos ejemplos, sin consumirme leyendo los subtítulos, soportar y dudar de las traducciones o estar obligado a sufrir esos malditos doblajes que parecen ser ley en nuestro país.

Pero sobre todo, lo que me dolió más, fue no poder entender las letras de las canciones de Thom Yorke y Radiohead, Bob Dylan, The Cure o REM por poner algunos ejemplos, teniéndome que conformar con disfrutar tan solo de la melodía.

Por cierto que Thom Yorke cuenta con un corto musical visual en Netflix titulado ANIMA, dirigido por Paul Thomas Anderson

TRAILER DE ANIMA

MALAHERBA

Malaherba

Estoy de acuerdo con Rainer Maria Rilke cuando dice “La infancia es nuestra verdadera patria porque los recuerdos de la infancia no solo forman parte de nuestras vidas, sino que han estructurado nuestra personalidad”. Y me asombra que la mayor parte de las personas con las que me he relacionado recuerdan su infancia como la etapa más feliz de su vida porque ese no es mi caso.

A pesar de haber crecido como un crio mimado y amado, lo de la infancia feliz para mi solo es un mito pues al contrario de lo manifestado en una reciente entrevista por el autor de la novela que ahora comento, de que “Nadie debería ser obligado a abandonar la infancia”, mi infancia fue aquella etapa en la que solo me alimentaba el deseo de abandonar, de huir aunque no supiera hacia donde me llevara esa huida precisamente por pensar que cualquier otro lugar no podría ser peor.

EDITORIAL:
ALFAGUARA

COLECCIÓN:
Literaturas
Autor: Manuel Jabois
Tapa blanda
o Bolsillo
192 Pág.
ISBN:
978-84-204-3836-8
EAN:
9788420438368
Publicación: 16-05-2019

No se si Malaherba es una novela corta o el cuento largo de las infancias de todos nosotros, viéndonos navegar entre las dudas, los miedos y la esperanza de convertirnos en otro mientras intentamos con escaso éxito, comprender por qué nos pasa lo que nos pasa y qué responsabilidad tenemos en ello. Pero si sé que nos cuenta una historia a la vez de tierna, dura y conmovedora, una lectura muy recomendable para todas las edades y en la que la mayoría de nosotros, de alguna manera, nos identificaremos.

NUEVE CUENTOS MALVADOS

Margaret Atwood

De la autora de “El cuento de la criada” nos llega esta recopilación de cuentos no se si malvados pero desde luego maravillosos y también un tanto intrigantes porque aunque se dan situaciones con las que te apetece sonreír, todos te dejan pensativo y meditabundo. Una curiosidad que engancha desde el principio es que alguno de los personajes, por ejemplo del segundo cuento, trata de la vida de otro que aparecía de manera efímera o secundaria en el primero y aunque no son continuación el uno del otro resulta curioso y apetece continuar esperando lo mismo en el siguiente. Lo he disfrutado y espero que ustedes también lo hagan si se deciden a leerlo.

NOTA BIOGRÁFICA: Margaret Eleanor Atwood (Ottawa, 18 de noviembre de 1939) es una prolífica poetisa, novelista, crítica literaria, profesora y activista política canadiense. Es miembro del organismo de derechos humanos Amnistía Internacional y una de las personas que presiden BirdLife International, en defensa de las aves. En la actualidad divide su tiempo entre Toronto y Pelee Island, en Ontario.

Portada del libro

NOTA EDITORIALl: Al final de Nueve cuentos malvados, Margaret Atwood advierte que usar la palabra «cuento» para una narración breve lo aleja de cierto realismo social al tiempo que lo acerca al mundo del cuento popular, los cuentos de hadas y los cuentacuentos de antaño. Atwood dibuja sobre esta premisa el terreno de exploración literaria de esos nueve cuentos en los que aparecen vampiros, seres poseídos y fantasmas mezclados con personajes y situaciones de la vida cotidiana. Así, una escritora de literatura fantástica que ha enviudado recientemente sobrevive a una tormentosa noche de invierno guiada por la voz de su difunto marido; una anciana aquejada por el síndrome de Charles Bonnet asume la presencia de las criaturas liliputienses que ha creado su imaginación, mientras un grupo populista recién fundado se congrega ante la residencia de la tercera edad donde vive para asaltar el recinto y prenderle fuego; una mujer con una malformación congénita es tomada por un vampiro, y un estromatolito con mil novecientos millones de años de antigüedad venga un delito cometido tiempo atrás. En esta extraordinaria colección de relatos, Margaret Atwood, una de las escritoras más prestigiosas de la actualidad, nos regala nueve cuentos inolvidables que revelan las facetas más grotescas y deliciosamente malvadas del ser humano. En ellos, Atwood despliega su humor más tenebroso para presentarnos variaciones sobre el tema de la vejez y la muerte. Por momentos estremecedores, siempre divertidos y llenos de reflexiones, estos Nueve cuentos malvados confirman a la autora canadiense como una incisiva cronista de nuestros impulsos más oscuros; su mirada cáustica, lúcida y de una gran humanidad es el elemento esencial de una prosa implacable, un faro que no deja de iluminarnos en estos tiempos de zozobra. TÍTULO ORIGINAL: The stone matress

  • ISBN: 978-84-9838-937-1
  • NÚMERO DE PÁGINAS: 304
  • SELLO EDITORIAL: Salamandra
  • COLECCIÓN: Narrativa

Un libro largo de cuentos cortos

Etgar Keret

Resulta extraño que alguien como yo que puedo rechazar un libro grueso casi solo por el hecho de serlo, recomiende este de más de 500 páginas pero no lo puedo evitar porque desde que calló en mis manos no lo he dejado de leer y releer y en cada rincón sigo encontrando algo que me impulsa a seguir haciéndolo.

Portada

Ficha técnica:
Título: Un libro largo de cuentos cortos
Autor: Etgar Keret
Traducción: Ana María Bejarano
Editorial: Siruela
Colección: Nuevos Tiempos
ISBN: 978-84-16638-98-7
Fecha: 2016
Páginas: 564

SINOPSIS: Esta antología, que reúne porprimera vez toda la ficción breve de Etgar Keret publicada hasta la fecha, es un maravilloso compendio de las razones que han consagrado a su autor como uno de los escritores contemporáneos de relato más populares del mundo. Sus cuentos, a la par que retratan una realidad que parece haber encontrado su equilibrio en el caos, consiguen siempre aplacar nuestra sed de historias con las que poder sobrellevar el día a día en este loco mundo. Su peculiar visión de la realidad, que encuentra en los hechos más nimios de la existencia su principal material narrativo, nos enfrenta de forma aparentemente sencilla a cuestiones profundas a la vez que cotidianas. El resultado es una escritura directa que, con un lenguaje fresco, atrevido e irónico, en el que se reconocen las influencias del kitsch o del videoclip, nos sacude y nos hace sonreír ante las situaciones más crudas e inverosímiles.

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: Etgar Keret, nació en 1967 en Ramat Gan, tercer hijo de unos padres de origen polaco sobrevivientes al holocausto y que actualmente reside en Tel Avit junto a su esposa e hijo, donde ejerce como profesor de universidad y que además de escribir cuentos cortos, es guionista de televisión y director de cine. Es considerado como el máximo exponente de la narrativa moderna en hebreo y sus principales lectores se encuentran entre los adolescentes.

Como indica el título se trata de una recopilación de relatos realmente cortos hasta el punto de que algunos no superan un folio y medio y con el denominador común de la cotidianidad. Cuesta entender que con tan poco mimbre, con historias tan vulgares y cotidianas, con personajes tan anodinos, consiga sacar tal partido.

Shiki, por ejemplo, narra la historia de un tipo normal, de mediana inteligencia que se hizo no solo millonario, también muy popular, con inventos normales y sin interés que podría haber inventado cualquiera por no requerir grandes cálculos ni conocimientos, solo la voluntad de seguir perseverando en ello, por ejemplo, aceitunas rellenas de aceituna, aguacates rellenos de aguacate o melocotones dulces, rellenos de melocotón dulce.

Otros son vulgarmente inquietantes como “Mi mejor amigo“, que cuenta la historia de un tipo que encontrándose en la parada del autobús con unas insoportables ganas de orinar recuerda que su mejor amigo vive a la vuelta de la esquina por lo que decide subir los cuatro pisos que lo separan del suelo para poder utilizar el aseo de su amigo que por cierto en ese momento se encontraba en el cine intentando convencer a una chica para que le acompañara a casa a dormir con él esa noche. Después de llamar desesperadamente y sin fuerzas para desandar el camino se ve obligado a evacuar en la puerta de modo que al regreso de su amigo, la chica que lo acompañaba decide abandonarlo por el asco que el hecho le produce arruinando con ello su cita de aquella noche.

Son muchos y todos contienen algo que te engancha y que acaso tenga que ver con una cierta ironía ácida que utiliza como amalgama en la mayoría de ellos. No obstante, lo mejor desde mi punto de vista, es la simplicidad, la economía de palabras, la concreción del concepto que intenta y consigue transmitir. Y me ha gustado tanto que recelo de no poder leerlo en su propia lengua, es decir que estoy recibiendo como, por otra parte siempre ocurre en estos casos, la interpretación de la traductora y quiero recordar precisamente por eso, una frase del propio Etgar Keret: “Translators are like ninjas. If you notice them, thei’re no good” (Los traductores son como los ninjas. Si los notas, no son buenos)

LLUVIA FINA

Luis Landero

“Lluvia fina” es el título de la última novela publicada del escritor extremeño Luis Landero cuya lectura he terminado recientemente.

Dice el autor en la novela que los relatos no son inocentes pero creo no se refiere a los literarios si no a los relatos de las historias que nos contamos los humanos o eso me gusta creer porque es en eso en lo que estoy más de acuerdo.

Todos cuantos hayan nacido y crecido en una familia numerosa pienso que se identificaran en gran medida con las historias desgranadas por el autor. También yo como Gabriel uno de los personajes soñé en más de una ocasión con reunir a toda la familia con la intención de conciliar desencuentros pero desistí por inseguridades que ya no tengo después de leer la novela.

Si esa es la realidad –dice otro de los personajes–, entonces la realidad es mentira y es que cada uno de nosotros reconstruye la historia para de alguna manera poder justificar o soportar mejor los recuerdos.

Hace poco escuché la conferencia del neurólogo argentino Facundo Manes (visible en Youtube) en la cual, entre otras cosas recordaba y hacía suya una frase dejada escrita por Gabriel García Marquez en uno de sus cuentos: ”La vida no es la que vivimos, sino cómo la recordamos para contarla” porque los humanos cada vez que rememoramos los recuerdos al mismo tiempo modificamos estos, alejándolos poco a poco de la realidad.

La novela de Luis Landero habla de ello, de los relatos que hacemos de las historias vividas, ajenos y alejados muchas veces de los que hacen otras personas que compartieron nuestra vida.

Editorial: Tusquets Editors S.A.

Temática:
Novela literaria
General narrativa literaria

Colección:
Andanzas |
Serie Volumen independiente

Número de páginas: 272

Sinopsis: Tras mucho tiempo sin apenas verse ni tratarse, Gabriel decide llamar a sus hermanas y reunir a toda la familia para celebrar el 80 cumpleaños de la madre y tratar así de reparar los viejos rencores que cada cual guarda en su corazón, y que los han distanciado durante tantos años. Aurora, dulce y ecuánime, la confidente de todos y la única que sabe hasta qué punto los demonios del pasado siguen tan vivos como siempre, trata de disuadirlo, porque teme que el intento de reconciliación agrave fatalmente los conflictos hasta ahora reprimidos. Y, en efecto, la primera llamada de teléfono desata otras llamadas y conversaciones, inocentes al principio y cada vez más enconadas, y de ese modo iremos conociendo las vidas de Sonia, de Andrea, de Horacio, de Aurora, del propio Gabriel y de la madre, y con ellas la historia familiar, desde la infancia de los hijos hasta la actualidad. Tal como temía Aurora, las antiguas querellas van reapareciendo como una lluvia fina que amenaza con formar un poderoso cauce al límite del desbordamiento. Entre Agosto e Hijos de un dios salvaje, Lluvia fina es la novela más trepidante de Luis Landero.

Quien es Luis Landero: Luis Landero (Alburquerque, Badajoz 1948) se dio a conocer con Juegos de la edad tardía en 1989, novela a la que siguieron Caballeros de fortuna (1994), El mágico aprendiz (1998), El guitarrista (2002), Hoy, Júpiter (2007), Retrato de un hombre inmaduro (2010), Absolución (2012, mejor novela española del año según El País), El balcón en invierno (2014, Premio Libro del Año de los libreros de Madrid en 2015) y La vida negociable (2017). Traducido a varias lenguas, Landero es ya uno los nombres esenciales de la narrativa española.

Tengo la sensación de que se ha escrito sola: Video del autor

LECTURA FÁCIL

Cristina Morales

Ni amo, ni dios, ni marido, ni partido, ni de fútbol

He dado cuenta de las 424 páginas del “Lectura Fácil” el libro de Cristina Morales galardonado con el premio Herralde de Novela-2018 y de inmediato sentí el deseo de escribir algo recomendando a los cuatro vientos su lectura pero no sé por donde empezar sin caer en el “spoiler” y observo en comentarios de críticos y de otros lectores que ya se ha hecho el suficiente.

Portada del libro

FICHA TÉCNICA:

EDITORIAL: Anagrama
ISBN: 978-84-339-9864-4
EAN: 9788433998644
NÚM. DE PÁGINAS: 424

COLECCIÓN: Narrativas hispánicas
CÓDIGO: NH 616

PUBLICACIÓN: 05/12/2018

SINOPSIS:

Son cuatro: Nati, Patri, Marga y Àngels. Son parientas, tienen diversos grados de lo que la Administración y la medicina consideran «discapacidad intelectual» y comparten un piso tutelado. Han pasado buena parte de sus vidas en RUDIS y CRUDIS (residencias urbanas y rurales para personas con discapacidad intelectual). Pero ante todo son mujeres con una extraordinaria capacidad para enfrentarse a las condiciones de dominación que les ha tocado sufrir. La suya es la Barcelona opresiva y bastarda: la ciudad de las okupas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, los ateneos anarquistas y el arte políticamente correcto.

Esta es una novela radical en sus ideas, en su forma y en su lenguaje. Una novela-grito, una novela politizadora que cruza voces y textos: un fanzine que pone en jaque el sistema neoliberal, las actas de una asamblea libertaria, las declaraciones ante un juzgado que pretende esterilizar forzosamente a una de las protagonistas, la novela autobiográfica que escribe una de ellas con la técnica de la Lectura Fácil (como herramienta)

Este libro es un campo de batalla: contra el heteropatriarcado monógamo y blanco, contra la retórica institucional y capitalista, contra el activismo que usa los ropajes de «lo alternativo» para apuntalar el statu quo. Pero es también una novela que celebra el cuerpo y la sexualidad, el deseo de y entre las mujeres, la dignidad de quien es señalada con el estigma de la discapacidad y la capacidad transgresora y revolucionaria del lenguaje. Es sobre todo un retrato –visceral, vibrante, combativo y feminista– de la sociedad contemporánea con la ciudad de Barcelona como escenario.

Y por lo tanto, voy a hacer mio el contenido de la sinopsis pero además me parece fundamental añadir la importancia del narrador, en este caso, narradoras porque la autora aprovecha la desinhibición basada en la diversidad funcional mental de las protagonistas como apoyo para desparramar a lo largo de sus páginas de, manera clara y concisa, argumentos contra tantas cosas complicadas de desenmascarar dejando demostrado con ello no solo su tremendo talento literario sino también su valentía y conocimiento de una realidad opaca para una gran parte de los ciudadanos.

Voy a poner frases y conceptos que aunque fuera de contexto aclaran lo que acabo de expresar:

  • La gente no entiende la voluntad de no hacer algo.
  • No sé que coño tiene la píldora de emancipadora cuando se trata de medicalizarse con tal de darle al macho el gusto de no sacarla.
  • Que uno haga cola para pagar en vez de que ellos hagan cola para cobrarte, es el colmo de la alineación.
  • El coaching es una técnica fascista basada en el espíritu de superación.
  • Es lo que pasa cuando concibes el diálogo como un instrumento de sometimiento y no como un medio para alcanzar la verdad, que tienes que estar todo el rato trazando estrategias para tumbar al rival hablante y claro se pone uno nervioso.
  • Intento aclararme sobre la jerarquía del esfuerzo: ¿Qué es más valioso, el beso conquistado tras semanas de cortejo o el polvo entre desconocidos echado sobre la marcha?
  • Que sibilinas son las palabras: El espíritu de superación es, en realidad, el espíritu de normalización.- Deja de ser quien eres para convertirte en un mediocre. El espíritu de la superación es, pues, el espíritu de la mediocridad.
  • Mediocre no es el corredor que llega decimoctavo. Ese puede ser solo un mal corredor. Mediocre es el ganador de la carrera que en el podio agradece su victoria al banco o la petrolera que lo patrocina.
  • Mediocre es lo inofensivo. Mediocre es lo politizado.
  • Cuantas veces las mujeres follamos con los hombres sin quererlo y nos parece la cosa más normal del mundo y no lo llamamos violación.
  • La Bauhaus, esa otra escuela de fachas de izquierdas que se dedicaban a construirse muebles pijos y casas pijas y que afirmaban que era para el bien de la humanidad.
  • Tienes tanto ego de macho que no te deja ver que pareces un anuncio de la COPE con patas.

Lo dejo aquí porque podría llenar unos cuantos folios con frases similares. Pero quiero reseñar también que son especialmente brillantes las declaraciones ante la titular del Juzgado de instrucción de Barcelona que tramita en la novela el proceso de autorización para la esterilización de incapaces. Y el relato de un polvo lésbico y otro hetero entre personas con diversidad funcional mental y física que demuestra el gran conocimiento de lo que maneja.

SABOTAJE

Alusión al libro

Sabotaje es el título de la última novela de la serie “Falcó” y la siguiente que arrojo a mi “piscina imaginaria”por no soportar su lectura aunque esté bien escrita y sea ágil de leer como la mayoría de la obra de su autor el académico de la lengua Arturo Pérez Reverte.

Su personaje “Falcó” me cae mal, me resulta desagradable, es un personaje prepotente, chulo, salido, homófobo, valiente, audaz, golfo y aún podría añadir media docena de calificativos o señas de identidad de esas que me producen mucha inquietud.

En mi opinión los autores riegan las obras que escriben con sus propios signos de identidad. Cada personaje, cada frase o pensamiento expresado o el recelo manifestado tienen mucho que ver con el autor y a través de la lectura de sus novelas he llegado a la conclusión de que Pérez Reverte es un tipo que escribe muy bien pero es demasiado de derechas, quiero decir de Vox para allá aunque intente disimularlo con sus opiniones moderadas en entrevistas y tweets. Sus personajes, no solo Falcó, otros también, son prepotentes, machirulos y perdonavidas y me escuecen mucho pero acaso lo que más me exaspera es esa forma que tiene de utilizar la novela pseudohistórica para hacer de manera solapada su propia revisión histórica, una forma de revisionismo que personalmente me resulta asquerosa.

TIPOS SINGULARES y OTROS RELATOS

Tom Hanks y sus máquinas de escribir

No se malentienda lo que digo pero dudo que el libro “TIPOS SINGULARES y OTROS RELATOS” haya sido escrito por Tom Hanks teniendo en cuenta que el actor no es escritor y de ser así, podría tener guardados no solo los 17 cuentos que componen el volumen sino más aún, pero serían más irregulares porque obviamente estarían escritos en diferentes contextos personales,  con distintos estados de ánimo y en distintas fechas lo que supone necesariamente, unas circunstancias más graves que otras dependiendo del momento ya que la vida se mueve como una ola y unas veces te encuentras por encima y otras por debajo de la misma.

Además se observa un estilo académico, regular en exceso, tanto las descripciones como las situaciones parecen obedecer más a guiones preestablecidos que a la ficción derivada de la observación de la vida.

Con 400 páginas  se asemeja más en estructura y recorrido a una novela por capítulos, diecisiete en total, que a un recopilatorio de relatos.  Es por ello que me decanto por opinar que quien lo puede haber escrito sea un amanuense convenientemente designado por la editorial en pos de una operación de marketing previamente diseñada  aprovechando el trasfondo del fetichismo, al parecer real, que se atribuye al actor por coleccionar máquinas de escribir.

No podemos recomendar su lectura porque aunque en nuestra opinión hay un par de relatos que se salvan como el de la chica que se acerca a Nueva York intentando hacerse un hueco en el mundo de las artes escénicas, el resto aporta muy poco al mundo de las letras por lo que, solo queda añadir que es de fácil lectura y entretiene.

La Sinopsis divulgada por la editorial dice asi:” Un amable inmigrante del este de Europa llega a Nueva York tras ver destruida su vida y su familia a causa de la guerra civil de su país. Un hombre que ama los bolos juega una partida perfecta… y luego otra, y otra, y muchas más seguidas, hasta que acaba convertido en la nueva celebridad del canal de deportes ESPN, y entonces debe decidir si la fama y la perfección combinadas han arruinado lo que más ama en el mundo.

Un excéntrico millonario y su fiel ayudante se aventuran por América para buscar oportunidades de negocios y se encuentran con un motel de mala muerte, con un romance y con una pequeña dosis de la vida real.

Éstas son algunas de las historias que narra Tom Hanks en su primera recopilación de relatos. Son historias sorprendentes, inteligentes, reconfortantes. Un libro realmente imprescindible para sus millones y millones de admiradores.”

  • Nº de páginas: 400 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: ROCA EDITORIAL DE LIBROS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788417092818

LA MUERTE DEL PEQUEÑO SHUG

Imagen de Ozark

Se trata de una novela negra porque trata sobre delincuencia y crimen si bien no al uso por no darse una trama policial para desentrañar el delito.

Además de la novela en sí, el libro incluye dos apéndices el primero de corte autobiográfico titulado ¿Cuánto hay de las montañas Ozark en mí? escrito por su autor, Daniel Woodrell en el que hace una breve descripción de su propia saga familiar y que, con referencia a la tierra en la que nació, dice cosas así: “La tierra siempre fue poca y mala, pero aún más con la llegada del progreso. Cuando los barones de la madera pusieron el pie en las montañas Ozark arrasaron los grandes bosques y dejaron solo tocones y barro, un barro que la lluvia arrasaba a su vez. Se llevaron toda la madera y nos dejaron los tocones. Ésas son las Ozark que tenía que conocer, hasta la puñetera médula, para escribir como escribo.”

El segundo apéndice es obra del reconocido escritor norteamericano Dennis Lehane y dice cosas como esta: “Lo que Woodrell escribe es pura tragedia, ambientada entre gente pobre. Sus novelas tratan de temas escandalosos —asesinato, tribalismo, incesto y la estupidez de la regeneración a través de la violencia como concepto— sin caer en el sensacionalismo en su manera de narrarlos. Escribe, en cambio, con una claridad poética tal que su prosa parece lavada y relavada en un arroyo frío” e igualmente afirma: “No conozco a nadie que haya leído esta novela y no se haya sentido fascinado y transformado por ella. Porque lo que muere en este chico es lo que todos rezamos por que no haya muerto en nosotros, aquello que, en lo más hondo de nuestro corazón, nos tememos que hace mucho tiempo que desapareció

Portada del libro

Nº de páginas: 216 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: ALBA EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788484289586

La edición es, desde mi punto de vista perfecta por dentro, con una letra bien elegida e interlineada y espaciada, y por fuera con un exterior agradable tanto en el tacto como en color e imágenes.


Sinopsis:

Shug Atkins tiene trece años y vive en una casa junto a un cementerio. Su comida favorita son los huevos fritos con pan. Su padre, que quizá no lo sea, lo mira con «esa mirada suya que me amenazaba con una muerte rápida que se hace eterna»; y, aunque es obvio que lo detesta, se sirve de él para entrar en casas de médicos y enfermos y robar barbitúricos. Glenda, la madre, es una belleza que ha conocido mejores días y cuya sabiduría se concreta en consejos como «Shug, la gente que ha estado en la cárcel no puede ni ver a los chivatos». Un día irrumpe en la vida de estos tres seres un hombre amable, cortés, con un coche elegante. Despierta sueños dormidos, aviva pasiones prohibidas.

La muerte del pequeño Shug es un implacable relato sobre la pérdida de la inocencia y la perversión del concepto de familia, en el que Daniel Woodrell demuestra una vez más, como en Los huesos del invierno, su dominio narrativo y su sensibilidad para ahondar en los límites de la novela negra.

Mi opinión:

Según el (Génesis 19:17) la mujer de Lot quedó convertida en una estatua de sal por mirar atrás y en este paraje de la Biblia pensé yo cuando terminé de leer las poco más de 200 páginas. Efectivamente no deja indiferente sino helado, sin embargo no pude evitar comenzar de nuevo a leerla. Os lo recomiendo me parece imprescindible para entender muchas cosas sobre la condición humana y además porque nos encontramos ante una novela que no se puede contar, hay que leerla.

TODO ESTO TE DARÉ

Todo esto te dare

Ya hablé aquí de MI PISCINA IMAGINARIA, ese espacio de mis estanterías destinado a los libros que no pude terminar, que abandoné sin leer en su totalidad porque me dejaron de interesar, porque no era lo que yo esperaba o simplemente me aburrieron sin transmitir algo que me compensara continuar, éste, el último libro de la escritora donostiarra Dolores Redondo, Premio Planeta 2016 es el último que abandono sin llegar a la mitad arrojándolo a ese rincón.

En este caso, además, lo tengo firmado por la autora porque lo adquirí en LibrOviedo durante una de sus presentaciones. Había leído la Trilogía de Baztan y había visto la adaptación que se hizo al cine de la primera de las novelas de esa trilogía y me había gustado el desarrollo de la trama, así como los personajes si bien me pareció que eran demasiadas páginas para contar una historia. Esos fueron los mimbres que me animaron, eso y que obtuvo el Premio Planeta en su edición de 2016 aunque desde mi punto de vista el “Planeta” siempre ha sido un certamen que vigila más lo comercial que la calidad. Especialmente desde que en 1992 le fue otorgado a Fernando Sánchez Dragó por su, a mi juicio, ínfima novela “La prueba del laberinto”, un premio que ya entonces se insinuó fue concedido para que Lara pudiera resarcirse de los adelantos crematísticos que la editorial había realizado al autor y que de otro modo nunca recuperaría.  Pienso que en esta ocasión quizá por aprovechar el tirón de la autora que parecía estar de moda han premiado una obra que no se lo merece en absoluto. Me parece un pastel, un gran pastel que me resultó infumable que no solo cuenta con grandes errores de construcción y ortográficos sino que además resulta excesiva en todos los sentidos y lo peor, que esa misma trama bien escrita no hubiera ocupado más de 200 páginas y el resto es paja, juicios de valor, tópicos e incluso giros esquizofrénicos y romanticones que resultan insufribles.

Y no solo yo pienso así, ver la reseña que le dedica  M.C. Mendoza.

La Sinopsis facilitada por la  editorial dice lo siguiente: En el escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un accidente que acabará con su vida. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez. El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira, un guardia civil jubilado, esgrime contra la familia de Álvaro, nobles mecidos en sus privilegios, y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmascarado como accidental. Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la reconstrucción de la vida secreta de quien creían conocer bien.

La inesperada amistad de estos tres hombres sin ninguna afinidad aparente ayuda a Manuel a navegar entre el amor por quien fue su marido y el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, blindado tras la quimera de su mundo de escritor. Empezará así la búsqueda de la verdad, en un lugar de fuertes creencias y arraigadas costumbres en el que la lógica nunca termina de atar todos los cabos.

  • Todo esto te daré
  • Editorial Planeta
  • 624 Páginas
  • ISBN: 9788408163176