AMERICAN GODS

Se trata de una serie de televisión visible a través de Prime Vídeo, estrenada en la primavera de este año y creada por Bryan Fuller y Michael Green a partir de la adaptación de la novela de fantasía del mismo título de Neil Gaiman, conocido escritor inglés de comic y libros de fantasía.

¿Quería verla? No. Entré a husmear porque un amigo me la recomendó y la verdad, después de leer la sinopsis de Prime Vídeo: (Shadow Moon es excarcelado, se topa con el misterioso señor Wednesday y se gesta una tormenta. Sin rumbo tras la reciente muerte de su mujer, Shadow es contratado como guardaespaldas del señor Wednesday. Se ve en un mundo oculto donde la magia es real, los Antiguos Dioses temen el poder creciente de los Nuevos Dioses y donde el señor Wednesday crea un ejército para recuperar la gloria perdida.), aún tenía menos ganas de seguir haciéndolo pero ví el primero de los capítulos “La Plantación e Huesos”.

Personales de American Gods

Terminé ese capítulo y creí que no seguiría aunque estaba intrigado. El primero fue brutal, una puesta en escena de violencia, con imágenes súper impactantes que, seguramente para aquellos que hayan leído la novela de Gaiman les será más sencillo pero yo no lo había hecho, así que me dediqué a buscar por internet y encontré un par de artículos que recomiendo leer antes de afrontar la serie si como yo no leyeron la novela. Uno de ellos se titula: “Así me enamoré en seis horas de una serie espectacular (y marciana)”; y el otro se titula: “Quien es quien en American Gods”.

El caso que vi el segundo y el tercero y así sucesivamente hasta el final ( la primera temporada se compone de 8 episodios.

¿Me interesaba la historia? No.

Entonces ¿Por qué la seguía viendo?

Buena pregunta pero no tengo la respuesta solo puedo decir que lo hice y que lo mismo le puede ocurrir a usted o no. La vi entera y no puedo explicar por qué cada día tomaba la decisión de seguir haciéndolo por ser difícil no caer en el Spoiler y a mí no me gusta hacerlo, si bien, también podría añadir que aun contando la trama detalladamente, no se entendería la serie, pues la hay que interpretar y tiene tantas interpretaciones como dioses, creencias o referencias tengamos cada uno de nosotros, incluso si no tenemos ninguna como yo que soy y voy a seguir siendo ateo porque para nada ha cambiado mi forma de pensar al respecto. El personaje co-protagonista “Sombra Moon” también es ateo y acaso por eso fue elegido para contar la historia

Debo decir también, que está hecha para el ciudadano de Norteamérica y que, a grandes rasgos, viene a contar que cada uno de los ciudadanos que han ido llegando a aquella tierra en las distintas épocas, oleadas y circunstancias y que a la postre conforman lo que es hoy el país, lo hicieron con el bagaje de sus creencias, sus tradiciones y sus referentes, en definitiva con sus deidades.

A través del relato de la historia se escenifica que los dioses antiguos enfadados con la marcha del mundo y con los dioses de la tecnología actual, quieren unirse para confrontar y luchar. Si el tema de las creencias le interesan más que a mí disfrutará más que yo y por si no le interesa voy a dar algunas razones para ver la serie que de todo punto recomiendo:

  • Un muy buen casting
  • Excelente trabajo de los actores
  • Buena fotografía.
  • Y, también un sonido también excelente
  • En cuanto a los efectos, me gustan aunque lamento no tener conocimientos suficientes de cine como para opinar sobre ello.

En Fimaffinity cuenta con una calificacion de 7,1

Si después de lo dicho, decide verla recomiendo hacerlo desde el primero al último capítulo pues aunque los dos últimos son necesarios para identificanse con todo lo que sus creadores pretenden contar, los anteriores son necesarios para entender “el todo”.

Reproduzco un brevísimo diálogo pero  significativo que se dá en el último capítulo de la serie entre la pareja de sombra anciana y el “leprechaun” (el duende irlandés:

Es usted Essie MacGowan?

¿Nos conocemos?

Se podría decir que me conoce

Ah, eres irlandés

Lo soy, soy un hombre de la colina, o más bien lo era. Pero ahora estoy aquí, en este nuevo mundo en el que nadie pone cerveza, ni leche para un tío honrado como yo, o una hogaza de pan cuando llega la cosecha.

Si eres quien creo que eres, no tengo nada contra ti.

Ni yo contra usted aunque fue la que me trajo aquí, usted y otros como usted. A esta tierra sin tiempo para la magia, ni espacio para las hadas y demás seres similares.

Solo añadir que espero poder ver pronto la segunda temporada de la que ya se está hablando.

 

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *