Barcelona, noche de verano

Barcelona, noche de verano es el primer largometraje del joven director catalán Dani de la orden estrenada en 2013. Se trata de un drama romántico que retrata de manera hermosa y sensual 6 historias de amor durante las horas previas al paso de un esperado cometa por los cielos de la Ciudad Condal.

Durante los 95 minutos que dura el film, visible actualmente en Filmin, el director parece querer transmitir con gran sensibilidad que el amor y las relaciones entre los humanos, fue, es y será una asignatura pendiente, difícil de aprobar.

Sigue leyendo Barcelona, noche de verano

Baron noir

Baron noir es un Thriller político francés creado por Eric Benzekri y Jean-Baptiste Delafon para Canal + en el año 2016 y actualmente visible a través de HBO. Se compone de 3 temporadas de 8 episodios de una hora cada uno que narra la vida política de Philippe Rickwaert, un personaje de ficción apelado con el nombre que da título a la serie.

En mi juventud había corrientes cinematográficas para todos los gustos, había quien se decantaba por el expresionismo alemán, el constructivismo ruso, el neorrealismo italiano o el cine de acción americano; yo pensaba que siempre nos quedaría el cine francés, uno de mis preferidos como ejemplo del buen hacer porque nunca me defraudaba y tampoco lo ha hecho ahora.

Sigue leyendo Baron noir

Tira y afloja

¿Cómo estás? ¿eres feliz? es el diálogo que a menudo mantenemos cuando nos encontramos y yo me he acostumbrado a decir que estoy mal por que es verdad, estoy mal y no soy feliz pero y… ¿quién dice que quiera serlo?

Algunas investigaciones han llegado a la conclusión de que la soledad es una de las principales causas de infelicidad. Nadie sale indemne de la infancia, todos arrastramos durante el resto de nuestra vida algún trauma y a mí me acompaña el de la infelicidad. Aprendí a vivir en soledad, acerté a meditar, a exprimir mis pensamientos para entretener la espera hacia un futuro incierto y así enfrentarme con algún éxito a la infelicidad que la soledad me provocaba, e intentando aprender a vivir solo, descubrí que me hacía más desgraciado el hecho de intentar aparentar ser feliz.

Sigue leyendo Tira y afloja

Anhelo político

La serie francesa “Barón Noir” que según el Huffington Post, Pedro Sánchez recomendó a su vicepresidente y que actualmente estoy viendo, me ha transportado en el tiempo a un momento del que me llevo 42 años intentando olvidar.

Alguien que haya pasado por algo parecido y seguro que hay más de uno, me entenderá cuando digo que mi anhelo de juventud fue dedicarme a la política como herramienta para cambiar las cosas pero asimilar que en política principalmente cuenta el fin por encima de los medios fue demasiado para mí y otros como yo. La izquierda presume de lo contrario pero lo cierto es que, como todos en política, piensa que si no se gana, nada se puede cambiar y desde esa perspectiva, el fin representado por el ganar, justifica todo lo demás.

Un puñado de estudiantes queríamos cambiar el mundo y lo queríamos hacer desde la izquierda moderada e intelectual que para nosotros parecía estar representada por el PSP de Tierno Galván pero en las elecciones de 1977 metimos en el Parlamento a un puñado insignificante de diputados y muy poco tiempo después cuando todavía creíamos que había un espacio para la lucha a través de pactar con el PCE una coalición de izquierdas robusta, el presidente del partido ya había decidido a nuestras espaldas y convenido con Felipe González que nos integraríamos en el PSOE y eso supuso para nosotros el fin de cualquier anhelo político.

Perdemos los rituales

La pandemia está poniendo de manifiesto que vivimos en la sociedad de la supervivencia. Sobrevivir lo es todo o lo único importante, como si nos halláramos en un estado permanente de guerra.

Ayudados por el confinamiento y la nueva normalidad, nos hemos terminado por cuestionar los últimos rituales que aún manteníamos como salir a tomar algo, debates sociales o reuniones culturales, sin embargo como afirma el filósofo coreano afincado en Alemania Byung-Chul Han, los rituales no son simples restricciones de la libertad, sino que dan estructura y estabilidad a la vida, consolidando en el cuerpo valores y órdenes simbólicos que dan cohesión a la comunidad.

Sigue leyendo Perdemos los rituales

Un verano especial

Muchos pensarán que la edad solo es un número, yo también pero pertenecemos a una civilización que todo lo cataloga por fechas, colores, fases, fracciones, nunca estamos contentos con el trabajo a la hora de clasificar, pero al margen de los años cumplidos que son un buen puñado, me siento afortunado por haber llegado hasta aquí, si no lo hubiera hecho tampoco habría tenido la oportunidad de conocer a tantas personas maravillosas, ni disfrutar de tantos inventos, descubrimientos y adelantos tecnológicos, de hecho es realmente por lo que me apena morir, no poder seguir disfrutando de todo lo que me depare la existencia.

Sigue leyendo Un verano especial

Esquinas del camino

Nunca sabes con quien te vas a encontrar cuando doblas una esquina porque los caminos se cruzan separados por las capas del tiempo y de ahí que sea tan difícil que dos personas coincidan aunque a lo largo de su vida doblen a menudo la misma esquina.

En esto pensaba cuando leía en el “Pais semanal” la entrevista que le hacen a Belén Rueda, la mujer cuyo proyecto de vida pasaba inicialmente por sus deseos de convertirse en bailarina o arquitecta y que terminó ganando un Goya como “Mejor actriz revelación” por la película de Alejandro AmenábarMar adentro” porque ya sabemos que la vida nunca nos lleva al lugar donde esperábamos terminar o haciéndolo nos puede conducir por retorcidos e inesperados caminos.

Por esas casualidades del destino, sin que nada tuviéramos en común salvo una vida basada en muchas dificultades, conocí a Belén Rueda y me pareció una mujer amable y cariñosa pero distante a la vez y desde luego, a pesar de su juventud, porque cuando esto ocurrió no creo hubiera cumplido la treintena de edad, me pareció insegura y mucho menos atractiva que hoy. Recuerdo que se estaba tratando una erupción cutánea similar a los vestigios que suele dejar un exceso de granos mal tratados en la pubertad.

Fue a principio de los ochenta en la nave que un fotógrafo utilizaba como plató para la realización de fotografía publicitaria profesional en Medina del Campo. Por aquel entonces yo vendía sillas de oficina para una fábrica radicada en Euskadi y nos estaba fotografiando los distintos modelos para integrar en el catálogo que se utilizaría como herramienta de trabajo para la introducción de la marca en la capital de España, y a ella el mismo fotógrafo y en el mismo plató le estaba preparando un book fotográfico cuando intentaba fraguarse un futuro en la televisión. Me pareció hermosa y redonda, con pocas aristas quiero decir pero fue algo muy superficial porque no la volví a ver hasta que apareció como presentadora en un programa televisivo y no recuerdo en cual.